CDMX.- Alejandra Guzmán respalda las decisiones de su padre y si es necesaria una batalla legal en contra de su hija Frida Sofía, lo apoya, con tal de llegar al fondo del problema y, así, solucionarlo.
Así lo manifestó la cantante en entrevista con Adela Micha, en la que defendió a Enrique Guzmán de los señalamientos de abuso sexual que realizó su primogénita hace unas semanas en una entrevista televisiva.
“No me gusta ver a mi papá destruido por algo que no hizo, porque lo sé, sé que es un gran hombre, es mi padre, me dio la vida, es un personaje que trabaja de toda la vida. Alguna vez me pidió perdón por los golpes que le dio a mi madre, también le pidió perdón a mi madre.
“Quiero poner el hasta aquí, porque no es posible que se nos señale, se nos juzgue, que se nos trate o crucifique con algo que no he hecho ni yo ni mi padre. Lo digo con mi corazón porque lo conozco, a mi hija también la amo, le di la vida y la perdono porque sé que está enferma, sé que ella no es así”, afirmó Guzmán.
La intérprete de “Eternamente Bella” relató que la fractura en la relación con su hija surgió en 2018, luego de una discusión que finalizó en agresiones físicas hacia la cantante de parte de su hija.
Recordó que un terapeuta le detectó a Frida trastorno de personalidad, luego del intento de secuestro que vivió a los 12 años, el cual se le comenzó a tratar, pero que se interrumpió.
La rockera ha recibido apoyo de parte de su familia, incluso de su madre, Silvia Pinal.
Reafirmó que no le haría daño a su hija y negó los señalamientos que ésta realizó de que, supuestamente, ella se había involucrado sexualmente con Christian Estrada, ex novio de la modelo. (Staff/Agencia Reforma)