Verónica Gascón
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-En 2020 se dispararon las asesorías atendidas por las Procuradurías de Defensa de Trabajo en el País, sobre todo por despidos.
El año pasado se presentaron 245 mil 470 cuando el promedio anual es de 50 mil, según datos del Inegi.
Pero fue 2020 cuando se vivieron los peores efectos económicos de la pandemia y con ello, la reducción salarial, la suspensión de algunos beneficios laborales y despidos, en muchos centros de trabajo.
El año pasado, gran parte de las asesorías se debieron a despidos injustificados (39 mil 600), indemnización por riesgos de trabajo (31 mil 135) y en el rubro de otras prestaciones se dio el grueso de asesorías (110 mil 872).
La titular de la Profedet, Carolina Ortiz, confirmó que el año pasado fue atípico en cuanto al número de asesorías que se brindaron a los trabajadores. Y este año sigue predominando el despido como uno de los motivos principales de asesoría.
“El 2020 fue un año fuera de lo común, dimos atención por la vía digital, por llamadas, correos, WatsApp. Y este año, de enero a junio, hemos tenido casi 21 mil solicitudes de asesoría por despido, pero casi a la par por designación de beneficiarios, que es cuando un trabajador fallece y se tiene que nombrar a quién va a recibir los derechos que él generó cuando era trabajador, sus aportaciones”, subrayó la Procuradora.
Ortiz Porras aseguró que si bien han incrementado las consultas por despidos, casi siempre se llega a una conciliación entre los trabajadores y los patrones, con lo cual se evitan juicios.
Dijo que del conjunto de asesorías que este año se han brindado por despidos, hay 3 mil 600 convenios iniciados y se han resuelto mil 534 situaciones.