Frida Andrade
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- En medio de la pandemia del Covid-19, las exportaciones mundiales de materias primas consideradas como críticas para la producción de vacunas crecieron 49 por ciento en los primeros seis meses de 2020.
Así lo registran las estadísticas de la Organización Mundial del Comercio (OMC), quien explica que se trata de materias como los ácidos nucleicos, los aminoácidos fenoles y esteroles.
Por lo que en el primer semestre del año las compras internacionales fueron por un valor de 15 mil 500 millones de dólares, refirió la OMC en su reporte «Desarrollo y entregas de vacunas para Covid-19 alrededor del mundo».
La manufactura de vacunas está respaldada por complejas cadenas de valor de materias primas y componentes, se destaca en el reporte.
Por ejemplo, se explica que una típica planta de manufactura de vacunas utilizará 9 mil diferentes materiales obtenidos de unos 300 proveedores, los cuales cruzaran por alrededor 30 países.
De tal forma que las empresas farmacéuticas confían cada vez más en terceros para el suministro oportuno de bienes, como componentes de equipo médico (por ejemplo, viales o jeringas) y materias primas (como son principios activos farmacéuticos), maquinaria y equipo, medicamentos formulados y materiales de embalaje, componentes y servicios.
Hay insumos y materia prima que son clave para las operaciones y son difíciles de sustituir de manera oportuna, otras también están sujetas a disponibilidad estacional, destacó el reporte de la Organización.
También resaltó que el mercado de vacunas es muy diferente de los mercados farmacéuticos, pues las vacunas son biológicas, es decir, productos elaborados a partir de organismos vivos.
Destacó que el ciclo de desarrollo de las vacunas es bastante diferente a la de un producto químico, por lo que el riesgo del fracaso en el desarrollo y la producción de productos de éstas es alto.
Así que cada etapa del proceso de fabricación de la vacuna requiere importante inversión y know-how, además del embalaje y distribución, pues necesita el uso de instalaciones y equipos altamente especializados, explica el organismo de comercio.
Destacó también en el reporte que los programas de inmunización exitosos se basan en un suministro funcional de principio a fin de los sistemas de las cadenas de suministro y logística, a través de las cuales es posible conectar diversos lugares de producción.
Ayer arribó al País el primer cargamento con las 3 mil primeras dosis de la vacuna del coronavirus.
Para el segundo cargamento se esperan 50 mil dosis y para el 31 de enero sumarán 1.4 millones.