La crisis económica por la pandemia sigue golpeando a las organizaciones de la sociedad civil, por lo que la Asociación Bienestar e Integración Familiar (Bifam) se encuentra en una situación difícil que la tiene en riesgo de recortar a los niños y a las familias que atiende, reconoció su coordinadora Claudia Mayordomo Fernández.
La activista comentó que actualmente les cuesta más trabajo mantener la operación de Bifam en lo económico y se han consumido sus fondos de emergencia, además de que las recientes modificaciones en la Miscelánea Fiscal han limitado los donativos, lo cual implica costos y reducción de ingresos. “Las restricciones que ponen para recibir donativos y hacer como beneficios fiscales para quien te dona, todas esas cosas están haciendo más difícil, además de que las empresas están teniendo problemas económicos importantes”.
Por lo anterior, hizo un atento llamado a la generosidad y solidaridad de la población en general para apoyar la labor de dicha Asociación, por lo que la gente puede acceder al sitio www.bifam.org.mx para obtener toda la información o bien llamar al teléfono 449 914 58 28 en horario de 9 a 4 de la tarde.