La manera más eficaz para erradicar la discriminación en cualquiera de sus manifestaciones es la de sancionar con firmeza a quienes la ejercen, ya sean servidores públicos o sociedad en general, y si bien los cursos de capacitación, pláticas y talleres sirven para educar y orientar en torno al tema, se ha comprobado que no ha sido suficiente para que se acabe con este lastre social, consideró la diputada Sanjuana Martínez Meléndez.
Por ello es que espera que la propuesta que ha hecho a los diputados locales, y que espera sea aprobada, es la reforma al artículo 192 del Código Penal, consistente en que se castigue de dos a seis años de prisión a quienes cometan actos de discriminación, o bien, se apliquen sanciones que vayan de los 25 a los 100 días de trabajo comunitario, junto con una multa económica de 15 a 50 días de salario.
Refirió que la sanción tendría que ser superior para los servidores públicos que discriminen a la población que requiera de su atención, de ahí que aquel que, por cualquier medio, niegue o retarde a una persona en su trámite, servicio de salud o prestación a que tenga derecho, se le tendría que incrementar un 50% la sanción, y lo mismo ocurrirá cuando la víctima tenga una relación de subordinación laboral y sufra segregación.
Una realidad que no se debe ni se puede ocultar, dijo, es que a diario son muchas las personas que viven la discriminación por distintas causas, pero la callan, porque, hasta ahora, no hay un castigo fehaciente para quien la comete, si acaso una llamada de atención a la que cualquiera pudiera hacer oídos sordos, pero eso cambiará cuando haya castigos reales y que sientan aquellos que cometen ese acto.
La discriminación es algo que no se debe tolerar más, pues todo ciudadano mexicano indistintamente tiene derecho a que se le trate de manera digna, tanto en lo personal como en lo profesional, en actos ciudadanos como en oficinas donde acuda a hacer trámites gubernamentales, “todos debemos ser tratados con el respeto que merecemos”, insistió.
Así pues, explicó que, en la reforma que pretende al artículo 192 del Código Penal, se incluiría que “comete el delito de discriminación quien, por razón de origen étnico o nacional, origen extranjero, raza, idioma o lengua, género, apariencia, edad, capacidades diferentes, condición social o de salud, embarazo, religión, opiniones, preferencias sexuales, estado civil, por antecedentes penales, modificación corporal, identidad de género o cualquier otra que atente contra la dignidad humana y tenga por objeto anular o menoscabar sus derechos humanos y libertades”.

¡Participa con tu opinión!