Alejandra Benítez
Agencia Reforma

CDMX.- La pelota está en la cancha de la directiva del Cruz Azul.
Hugo Sánchez prácticamente llegó a un arreglo con el equipo celeste y solo queda por definir el tiempo por el que se firmará el contrato, así como una ligera diferencia sobre el finiquito, en caso de dar por terminada la relación laboral antes de tiempo.
El “Pentapichichi” está en espera de la respuesta de los dirigentes de La Máquina, y estaría listo para viajar a la Ciudad de México entre viernes y sábado, para comenzar la preparación del equipo que tendrá que ser contra reloj ante lo cerca que está de arrancar el Guardianes 2021.
Hugo llegaría acompañado de Sergio Egea como su auxiliar, quien no tuvo fortuna como timonel del Salamanca de España este semestre, ya que apenas pudo alcanzar tres puntos de 15 posibles, y fue cesado luego de cinco fechas, por lo que se encontraba libre para aceptar la invitación del estratega mexicano.
Sánchez también puso como condición que se quede el 90 por ciento del plantel celeste, pues quiere apostar a la continuidad de un grupo que se conoce bastante bien, por lo que si llega algún refuerzo, solo sería para complementar lo que han venido trabajando.
Mientras que en las redes sociales, las opiniones de los seguidores se dividen por la llegada de Hugo y la polémica crece, el equipo continua trabajando en La Noria, con sesiones de gimnasio y cancha, alistándose para la primera jornada en la que visitarán al Santos, el 10 de enero.