Aunque ha generado polémica en algunos sectores la posibilidad de que los diputados locales busquen la reelección hasta en 2 ocasiones más, aparte del periodo que ya estuvieran ocupando, se debe dejar en claro que tener esa aspiración no garantiza que los ciudadanos voten de nueva cuenta por ellos.
El consejero presidente del Instituto Estatal Electoral, Luis Fernando Landeros Ortiz, manifestó que una vez que ha quedado plasmado en el nuevo Código Electoral, permitir que los diputados busquen la reelección por el mismo o por otro distrito, es sólo la posibilidad de conseguir el refrendo de los ciudadanos a los que representaron o su rechazo, lo cual también cabe en la posibilidad.
Pero además, se debe recordar que un diputado llega a ser representante no sólo del distrito por el que fue electo, sino de todos los ciudadanos, tal como ocurre con los legisladores que llegan por la vía plurinominal, por lo que ahora tendrán la oportunidad de pretender ganar la simpatía de ciudadanos de otros distritos electorales.
Lo que debe dejarse en claro es que los ciudadanos tendrán esa decisión y hacer valer su participación en las urnas, y resaltar que los diputados locales podrán estar bajo el escrutinio público, pero no sólo durante el periodo para el que fueron electos, sino para una campaña o elección siguiente, lo que les obligará a trabajar con mejor empeño durante su primera o segunda gestión de darse el caso.
Esto es porque finalmente la calificación al trabajo del representante popular lo da la ciudadanía, tanto del distrito por el que fueron electos, como del resto de la población, por lo que insistió, de tener aspiraciones para una posible reelección, sin duda hará un trabajo más certero y profesional para poder ganar la simpatía para una próxima contienda.
Ahora bien, el consejero presidente del IEE insistió que no por el hecho de tener una reforma electoral en automático los diputados podrán buscar la reelección, antes bien, eso sólo les permite tener la aspiración y buscar la posibilidad, no obstante tendrán que atravesar por otros filtros, y el primero será sin duda los que se tengan en los partidos en los que militen, a menos que decidan renunciar y apegarse al requisito de independientes o condiciones diferentes en caso de decidir buscar la posición por otro instituto partidista.
Ahora bien, es un tema que ya estaba considerado en el Código anterior, de ahí que varios de los que están en la actual legislatura obtuvieron la confianza de sus representados, pero a partir de la reforma se tienen ya la claridad y motivos.