Dio un mal paso

Un niño de 13 años tuvo que ser bajado en camilla por rescatistas de Bomberos Municipales de Aguascalientes y Jesús María, luego de que al acudir al Cerro de El Picacho con su papá, sufrió un accidente y ya no pudo descender por sus propios medios.
Los hechos se registraron el viernes a las 12:41 horas, cuando en el número de emergencias 911 se recibió un reporte, donde se informaba que en el Cerro del Muerto se encontraba una persona lesionada, al sufrir un accidente mientras realizaba una caminata.
Inicialmente, se trasladaron al sitio del reporte los Bomberos Municipales de Aguascalientes, quienes en la parte más altas del Cerro de “El Picacho”, a la altura de las antenas de radio comunicación, se encontraba un niño de 13 años lesionado.
Una vez que un bombero-paramédico le realizó un diagnóstico, se detectó que presentaba un esguince en el tobillo de la pierna derecha, descartándose alguna fractura.
Con la finalidad de poder bajarlo desde ese punto, se requirió el apoyo de Bomberos Municipales de Jesús María, quienes en una camilla rígida, iniciaron el descenso con el joven paciente. Por una serie de caminos irregulares.
Después de más de una hora de caminata, se logró llegar a la parte baja del cerro, donde el lesionado fue entregado a sus papás, quienes indicaron que ellos se encargarían de trasladarlo a un hospital para recibir atención médica.
El papá del niño lesionado, comentó que tanto él y su hijo decidieron realizar una caminata al Cerro de El Picacho, pero al llegar a la altura de las antenas, el menor realizó un brinco y al momento de caer sintió un dolor muy fuerte y cuando quiso apoyarse en el piso para continuar caminando ya no pudo hacerlo.