Antonio Baranda y Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CUERNAVACA, Morelos.- El Presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció ayer que se violó la Ley del Banco de México, pues el Secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O, le informó la decisión de Banxico de aumentar la tasa de interés, aun cuando era información confidencial.
«¿No considera que se violentó la ley al habérsele notificado esta decisión debido a que precisamente la ley establece que deben de ser confidenciales?», le preguntó REFORMA en la conferencia mañanera.
«Sí, sí, la ley del Banco de México, pero, pues, la Secretaría de Hacienda forma parte del consejo del Banco de México y me informaron, y yo di a conocer este resultado», respondió.
La filtración de la medida de política monetaria del Banxico, y que el Presidente dio a conocer anticipadamente, viola el principio de confidencialidad establecido en la Ley del Banxico, que es un órgano constitucional autónomo.
De acuerdo con el artículo 45 de la Ley del Banxico, quienes asistan a las sesiones del instituto deben guardar confidencialidad respecto de los asuntos que se traten en ellas, salvo autorización expresa de la Junta de Gobierno para hacer alguna comunicación.
«Pues miren, participa en la reunión del Banco de México el Secretario de Hacienda, entonces él me informó de que se había tomado la decisión por unanimidad de aumentar la tasa de interés de 6 a 6.5 por ciento. Entonces, me mandó la tarjeta», justificó López Obrador.
«Esto por la tarde-noche de antier (miércoles). Pensé que ya se había dado a conocer y en la mañana (del jueves) salió el tema, y yo di a conocer que ya había aumentado la tasa de 6 a 6.5, pero todavía formalmente no se anunciaba, entonces yo me adelanté a informar».
Desde la capital morelense, el Presidente criticó que sus opositores hicieran un «escándalo» por anticiparse al anuncio del aumento de la tasa de referencia que aprobó la Junta de Gobierno un día antes.
«Los tecnócratas corruptos hicieron un escándalo, y desde luego tu periódico ¿no? Pero todo lo que hacemos es cuestionado, son delitos gravísimos. Cuando saqueaban al País nadie decía nada», mencionó.
López Obrador recordó que el mismo jueves por la noche -durante la Convención Nacional Bancaria en Acapulco- ofreció disculpas al Banxico y refrendó su respeto a la autonomía del banco central.
«Yo ofrecí disculpa por esta situación, porque en realidad no sabía que no se había anunciado y salió el tema, y di a conocer que a pesar de que crecía la tasa? porque salió el tema de la inflación», argumentó.
«Ayer (jueves) que estuvimos en la Convención Bancaria le ofrecí disculpa a la gobernadora del Banco de México, y ellos entendieron de que fue, pues un error de mi parte. Dicen en política de que la forma es fondo, y es cierto, pero también es cierto que el fondo es forma y es convicción».

‘No somos iguales’
Lo más importante de todo, subrayó, es que se respete la autonomía del Banxico.
«De verdad, no sólo respetando a las formas, (que) se respete la autonomía del Banco de México, y eso nosotros lo estamos haciendo, respetando la autonomía del Banco de México, no haciéndole a la simulación de siempre», dijo.
«¿No se puso en entredicho la autonomía del Banco de México?», se le cuestionó.
«No, no, no, porque no somos nosotros Salinas ni Zedillo, ni Fox ni Calderón, no somos iguales. Qué voy a andar yo metiéndome a ver los asuntos del Banco de México. Cada quien tiene que atender sus asuntos», respondió.

¡Participa con tu opinión!