“La transa no descansa”; la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros alertó a la población sobre dos tipos de fraude que han cobrado varias víctimas en los últimos meses.

Su delegado estatal, José Luis Mejía Lozano, pidió a la ciudadanía evitar caer en manos de la empresa, Crédito Exprés, la cual opera con créditos que pueden ofrecerle a través de llamada telefónica, mensaje de texto, WhatsApp, volante, apps móviles, entre otros; de manera rápida, con mínimos requisitos, sin revisar su historial crediticio, y que piden depositar o transferir un anticipo por supuestos gastos de gestoría, por un seguro o simplemente para apartar o autorizar el crédito.

Sin embargo, cuando la persona deposita el dinero solicitado, el supuesto otorgante deja de tener contacto y desaparece.

Otra de las empresas fraudulentas es, Pirámide financiera o Esquema Ponzi, la cual mediante un mecanismo, promueve que cada persona participante invite a un grupo de al menos dos conocidos, a invertir en un negocio determinado y cada uno de ellos a su vez involucre a otras dos personas y así sucesivamente. Esto por lo general pierde impulso y termina en un gran fraude en el que se prometen elevados rendimientos a los participantes y, al final, únicamente los promotores de arriba de la pirámide, es decir, los que inician el negocio, son los únicos que sí reciben los recursos de las personas que participaron después.

Mejía Lozano, explicó que si la ciudadanía quiere acceder a un crédito o desea invertir sus recursos, debe acercarse a instituciones autorizadas y supervisadas.

Además deben estar inscritas en el Registro de Prestadores de Servicios Financieros (SIPRES).  Acudir con instituciones financieras supervisadas, le da la seguridad de que, si tiene algún problema o inconformidad, puede presentar su queja ante la Condusef.

¡Participa con tu opinión!