Por: Hugo Morales Lozano

Es normal sentir miedo cuando no entendemos la tecnología, cada día surgen nuevas oportunidades para que las marcas puedan impulsar sus ventas, y es válido cuestionarse qué opción será la mejor, lo que no es válido es seguir casado con lo tradicional, bien dijo Albert Einstein: “si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”.

Cuando se toca el tema del consumo local, es real que surge un interés y una solidaridad por parte de los consumidores, se dan la oportunidad de conocer y adquirir aquello que les agradó, pero muchas veces esto retiene lo mínimo o ni siquiera nada… ¿Por qué? Porque existen mas canales de venta, unos más accesibles que otros, la competencia ahora es a nivel mundial, y la gente puede comprar en Francia sin moverse de su casa, por poner un ejemplo.

El mes pasado me tocó vivir la siguiente situación: me topé con una tienda de ropa que vendía suéteres navideños de personajes, me compré el mío y mis amistades me preguntaron en dónde lo había conseguido, les compartí el nombre y la dirección, pero tuvieron la mala suerte de ir en el día de descanso de la tienda, su ficha de Google y sus redes sociales no estaban actualizados, y mejor terminaron comprando a la competencia vía internet… ¿Cuántas ventas crees que se pierden por no dar el salto digital?

Todavía abunda la creencia de que el comercio electrónico es exclusivo para empresas “grandes” o “internacionales”, cuando la realidad es otra, la gente busca primero en internet antes de salir de casa, así que cualquier negocio con una mentalidad grande (y con internet a la mano) puede atenderlos, y sumarse a esta tendencia.

Las tiendas en línea y los marketplaces (Amazon, Mercado Libre) suelen ser las opciones más comunes, e incluso las apps de comida a domicilio (que ahora se están convirtiendo en “todólogas”), sin embargo, tu negocio puede empezar a vender en línea si se anuncia en las redes sociales. Si haces memoria sobre tu navegación en Facebook e Instagram, es muy probable que hayas ingresado para distraerte y no precisamente para comprar, pero al toparte con publicidad de algún restaurante u otra marca específica, no tardaste en consumirle, recomendarlo con tus seres cercanos y/o tenerlo en tu “top of mind” por varios días.

Si tus clientes no vienen a tu local, las redes sociales puede atraerlos, ya sea que te compren físicamente o hagan sus pedidos a través de Messenger y WhatsApp, éste ultimo en su versión normal o Business, con la opción de recoger en tienda (pickup) o recibirlo a domicilio, y su respectiva transferencia bancaria.

Como propósito de Año Nuevo, los invito a ver todo lo mencionado como una oportunidad, aceptemos que el mundo ha cambiado y lo seguirá haciendo, el consumo local puede digitalizarse y volverse mas atractivo para toda la gente.

Sitio web: www.molonetmx.com

Facebook, Instagram y Twitter: @molonetmx

LinkedIn: Hugo Morales Lozano

¡Participa con tu opinión!