Érika Hernández
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Los 49 mil capacitadores y supervisores electorales han recorrido durante un mes el País en busca de funcionarios de casilla y el principal problema que han enfrentado son los ataques de los perros.
El consejero Martín Faz informó que se han registrado 661 incidentes, de los cuales el 23 por ciento ha sido agresiones de canes.
Desde el pasado 9 de febrero, los capacitadores recorren las calles del País en busca de 13 millones de mexicanos para notificarles que salieron sorteados para ser funcionarios de casilla.
Aunque previo al arranque de capacitación el INE detectó que en 23 mil secciones electorales se ubicaban 12 mil 727 puntos con problemas relacionados con inseguridad, crimen organizado o pandillerismo, hasta el momento representa el cuarto problema que ha enfrentado el personal.
Faz informó que el 12.25 por ciento, es decir, 80 casos, han sido por delincuencia común, como robos de equipos telefónicos o pertenencias, principalmente en el Estado de México y la Ciudad de México.
«No es un dato que nos brinque en relación con el proceso electoral ni de 2018 ni de 2021», indicó.
Un centenar de casos han sido fracturas de tobillo o accidentes en bicicletas o en el transporte público.
Los capacitadores han visitado 11 millones 231 mil personas; de ellas, el 21.6 no fueron localizadas porque cambiaron de domicilio.
«En total, tenemos un 46.34 por ciento de personas que ya de entrada te dicen que no pueden por distintas razones», indicó.
El INE necesita alrededor de 1.5 millones funcionarios de casilla, pero se busca que haya un millón más por aquellos que el día de la elección no asistan y se requiera echar mano de ellos.