Verónica Gascón
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Gobierno federal carece de presupuesto suficiente para regularizar al personal que está contratado bajo la figura de outsourcing o por honorarios, advirtió Patricia Terrazas, presidenta de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados.
Al participar en el foro “Impacto de la Subcontratación en la Economía”, organizado por Forbes, la legisladora aseguró que el Gobierno es el principal contratante de personal en este esquema.
“Hablan mucho de salarios y prestaciones a los trabajadores y hay que ver hacia adentro del Gobierno. El Gobierno es el principal contratante de outsourcing y si no es de outsourcing es por medio de honorarios. Al final del día corre la misma suerte, porque por honorarios no estás contratando directamente al personal.
“Es importante que lo tengamos claro y el Gobierno también: no hay un presupuesto para regularizar a todo ese personal”, subrayó Terrazas.
La diputada aseguró que aún faltan pasos para dictaminar la iniciativa para regular la subcontratación, pero no descartó que las discusiones se puedan ir por la vía rápida si existe una instrucción del Ejecutivo federal.
“Espero que avancemos, que tomemos en cuenta todas las aportaciones que han hecho en el parlamento abierto. Debemos decirlo que la mayoría en el Congreso de la Unión las órdenes que obedecen son de Palacio Nacional y no de lo que nosotros representamos”, subrayó Terrazas.

Es la peor idea del sexenio: Larry Rubin
Representantes de empresarios americanos y canadienses consideraron si pasa la iniciativa para prohibir el outsourcing sería la peor decisión tomada por el Gobierno mexicano lo que volvería rígidas las relaciones comerciales en el marco del Tratado Comercial con Canadá y EU.
Larry Rubin, presidente de The American Society of México (AmSoc), afirmó que dicha iniciativa afecta al empleo en uno de los momentos más difíciles para la economía mexicana.
“Definitivamente quitar el outsourcing es la peor idea que ha existido, la peor propuesta que se ha hecho, yo creo que en todo el sexenio.
“Entonces una iniciativa que mata el empleo yo nada más no la entiendo ¿Cómo puedes pensar en una iniciativa que mata el empleo en el peor momento que está viviendo México?”, subrayó al participar en el mismo foro.
Enrique Zorrilla, presidente de la Cámara de Comercio Canadiense (Camcham), señaló que de prohibirse el outsourcing, se perdería competitividad y sería más rígido trabajar en México.
Consideró que eliminar el outsourcing tendría un impacto negativo en la economía mexicana.
José Medina Mora, presidente de Coparmex, alertó sobre la incertidumbre que está provocando la iniciativa para prohibir la subcontratación, ya que hay empresas que podrían detener sus inversiones, como sucede en el ramo de las Tecnologías de la Información.