Marco Antonio Hermosillo González, presidente del Colegio de Ingenieros Civiles, indicó que a algunas pequeñas empresas del gremio se les dificulta participar en las obras que salen a concurso por parte de la Federación, ya que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) impone requisitos muy específicos, que muchos constructores no pueden cubrir, por ello se hace un llamado a los gobiernos locales para que en las asignaciones favorezcan a los constructores locales, para que así haya oportunidad de trabajo para las Pymes.

Comentó que esta misma situación se le planteó a la delegación de la SCT, sin embargo, les hicieron saber que ellos se rigen por ciertos reglamentos en cuanto a las licitaciones y a la Ley de Obra Pública, y no se puede abrir la licitación a quienes no cubran con estos parámetros.

Al respecto, Marco Antonio Hermosillo detalló que esto obliga a las pequeñas constructoras a que las propuestas que presenten para los proyectos se sometan a una revisión para que cumplan con ciertos lineamientos, son seis puntos generales, entre los cuales se incluyen criterios técnicos y experiencia, los cuales califican y con base a los resultados se establece una puntuación, la cual debe superar un estándar previamente establecido para probar que la empresa está calificada para participar en la licitación.

Apuntó que en las licitaciones estatales y municipales los criterios son más laxos, pues la Ley Estatal de Obra Pública admite todas las propuestas, se hace una revisión de las pretensiones económicas y se descartan las dos más altas y la más baja.

Para concluir, el presidente del Colegio de Ingenieros Civiles destacó que tras eliminar los extremos, “se toma un promedio de las utilidades y de ahí se saca un rango hacia abajo y uno hacia arriba, y los que quedan dentro de ese rango son los que entran a la final, y de ahí se hace una revisión técnica de su propuesta y que cumpla con todos los requisitos, y si no tiene ningún error se van con el más bajo”.