Llama el presidente de la Comisión de Salud de Coparmex, doctor René Anguiano Martínez al Gobierno Federal a que permita a la iniciativa privada, a los gobiernos estatales y municipales a sumarse en la adquisición de un mayor número de vacunas anti COVID y a no dejar al final a la población económicamente activa de 40 años y menos, ante el impacto que tendría en la salud y en la economía del país.

En el marco de la videoconferencia de prensa organizada por el Colegio de Economistas, el especialista subrayó que si se quiere llevar la economía y la salud en buenos términos, “estamos en el mejor momento, para que ambos ámbitos corran en paralelo y se vayan como cuchillo en mantequilla y está en nuestras manos poderlo hacer. Ojalá el Gobierno Federal nos escuche”.

Destacó que a nivel nacional el Consejo Coordinador Empresarial sostendrá una reunión con el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, a fin de destrabar esto y los 10 gobernadores que integran la Alianza Federalista harán lo propio para ver el cómo sí y que el Gobierno Federal permita dejarse ayudar. “Estamos hablando de vidas y que esto no vaya a caer como se puede estar viendo ahorita en una situación política. No quiero pensar más allá que pueda tener hasta un fin electoral”.

Enfatizó que en Aguascalientes el Consejo Coordinador Empresarial, el Grupo de Industriales de Aguascalientes y Coparmex han decidido hacer compras de vacunas para sus empleados e incluso para familiares de los mismos con el fin de no afectar la productividad y la economía, luego de que en la entidad el 75% de la población tiene menos de 40 años. “No podemos esperar hasta el 5 de junio de 2021 cuando la vacuna ya la podemos tener aquí”.

Puntualizó que en el caso de Aguascalientes se tiene toda la capacidad para hacer la vacunación a través del Sistema Estatal de Salud, el cual tendría que ser reforzado, afinar y detallar las estrategias para hacer frente a la Campaña Nacional de Vacunación más importante que ha existido en la historia de México. “Es más fácil afinar y definir un plan de vacunación que estar atendiendo a pacientes COVID en hospitales, necesiten o no un respirador mecánico. Es más desgastante para el personal de salud estar en un área crítica de COVID que estar en un área de vacunación. Es más fácil capacitar a enfermeras, paramédicos y médicos a la aplicación de la vacuna que capacitarlos para estar atendiendo pacientes COVID en áreas COVID de hospitales”.