La presidenta del DIF Estatal, Yolanda Ramírez de Orozco, encabezó la segunda sesión ordina del Consejo Técnico de Adopciones, que autorizó la asignación de siete menores de edad para el proceso de adopción y tres más para el programa de familias temporales, con lo cual se restituye el derecho de vivir en familia de diez infantes y adolescentes, quienes, a partir de los siguientes días, comenzarán las convivencias con las personas y parejas designadas para su cuidado y protección.
En la reunión, agradeció el compromiso y responsabilidad de quienes integran este órgano multidisciplinario por el trabajo minucioso y transparente que realizan para cambiar la historia de vida de un infante o adolescente, garantizando que estarán en una familia idónea, en donde recibirán el amor que merecen.
Resaltó que para el DIF Estatal es importante que las niñas, niños y adolescentes crezcan y se formen en un ambiente que favorezca su desarrollo, en donde se estimule todo su potencial para que lleguen a ser hombres y mujeres saludables en el aspecto físico y emocional, por ello la institución seguirá velando por la protección de sus derechos y uno de ellos es vivir en familia.
Asimismo, reconoció el trabajo que realiza el equipo de psicólogos, abogados y trabajadores sociales que participan en la elaboración de cada expediente, pues su diagnóstico es valioso para encontrar la familia adecuada para cada menor de edad, la cual debe cubrir un perfil que se ajuste a las necesidades particulares de cada infante o adolescente.
De las siete asignaciones que se aprobaron para el proceso de adopción, cuatro de ellas fueron niñas y tres niños; con relación al programa de familias temporales, en donde los menores de edad viven en un hogar de manera transitoria mientras se resuelve su situación jurídica, se autorizó que 2 infantes y una adolescente reciban cuidados alternativos en una familia de acogida.
Finalmente, Ramírez de Orozco comentó que la institución seguirá invitando a la población a que conozca las dos modalidades de protección y cuidado a un menor de edad, ya sea de manera definitiva a través de la adopción, o de manera transitoria, mediante el programa “Familias temporales”.

¡Participa con tu opinión!