Una vez terminada la participación de la primera fuerza en la Liga Estatal de Baloncesto, fue turno para la ceremonia de premiación que se vivió de una manera bastante emotiva con la quinteta de SAU Chapetes celebrando la consecución de un nuevo título que se unirá a sus vitrinas.
Sin embargo, lo primero fue premiar a los campeones canasteros que por su desempeño individual hicieron más puntos que los demás jugadores. En la rama femenil fue Elizabeth de la Cruz la que tuvo esta distinción, mientras que en la rama varonil fue Carlos Méndez el que terminó con más puntos que ningún otro jugador. El encargado de entregar los reconocimientos fue el profesor Roberto Ocaña, uno de los hombres que más ha aportado al baloncesto en los últimos años, promoviendo siempre al deporte ráfaga como una actividad primordial en el estado.
Una vez terminada esta ceremonia se procedió a la entrega del reconocimiento al segundo lugar, Grupo Koh que posaron, aunque decepcionados por perder la final, satisfechos de haber sorprendido hasta llegar a la última etapa. En tanto, como cúspide de la ceremonia se le entregó el trofeo de campeón a SAU Chapetes que de inmediato estallaron en alegría al tener en sus manos un nuevo trofeo.