Ariadna Rotceh Barragán Lobo
Agencia Reforma

CDMX.- Hace apenas cuatro meses, los encargados de garantizar que el centro comercial Artz Pedregal cumpliera con la normatividad en materia de construcciones aseguraron que el inmueble era seguro.
Así quedó asentado en el Aviso de Terminación Parcial de la construcción para la plaza que este jueves registró un derrumbe.
El trámite fue iniciado el 2 de marzo pasado ante la Delegación Álvaro Obregón, según autorizaciones de las que REFORMA tiene copia.
El Director Responsable de Obra (DRO), José Alfonso Pérez Cortés, y el Corresponsable de Seguridad Estructural (CSE), Charbel Gómez Ruiz, con registro vigente ante el Gobierno capitalino, aseguraron que la construcción cumplía con la normativa e iniciaron el trámite para poder abrirlo al público.
“Declaramos haber cumplido con todas y cada una de las disposiciones que se establecen en el Reglamento de Construcciones para el Distrito Federal y demás ordenamientos legales vigentes aplicables en la materia”, dice el trámite firmado por Gómez Ruiz y Pérez Cortés, recibido hace cuatro meses en la Delegación.
Ante este aval, la Delegación otorgó la Autorización de Uso y Ocupación el 5 de marzo, y el 9 de marzo la plaza, que alberga tiendas de lujo, anunció su apertura en su página de Facebook.
En el expediente del proyecto también aparece como Corresponsable de Seguridad Estructural (CSE) el constructor de los segundos pisos del Periférico, José María Riobóo Martín, con el número vigente de registro CSE/0030.
Según el documento, se contemplaba ocupar un predio de 50 mil 487 metros cuadrados en el 3720 de Boulevard Adolfo Ruiz Cortines, en la Colonia Jardines del Pedregal, para levantar un total de 390 mil 81 metros cuadrados de construcción.
Conforme al Reglamento de Construcciones, la Autorización de la Delegación implica que el desarrollo cumple con las condiciones de seguridad e higiene bajo el aval del DRO y del CSE.
El desarrollador obtuvo su registro de manifestación para poder comenzar con los trabajos hace casi cinco años, el 22 de noviembre de 2013, de acuerdo con el expediente.
Los corresponsables y DRO son auxiliares del Gobierno capitalino, con registro ante la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi), que vigilan que las edificaciones se realicen conforme a las normas y, en algunos casos, tienen responsabilidad varios años después de la edificación, dependiendo del tipo de obra.