Dice Tom Brady que se pasaron en su “roast”

CDMX.- Tom Brady, siete veces campeón del Super Bowl, no se sintió tan cómodo siendo «rostizado» ante las cámaras. El retirado ídolo de la NFL, de 46 años, habló en The Pivot Podcast sobre las consecuencias que algunos chistes de The Roast of Tom Brady, de Netflix, tuvieron en sus hijos. Aseguró que fue una lección valiosa como padre.
Brady tiene tres hijos, uno con la actriz Bridget Moynahan y dos con Gisele Bündchen. Aunque no especificó qué comentarios afectaron a los menores, se sabe que la mayoría de las bromas aludían a su ex esposa, la modelo brasileña.
«Me gustaba cuando los chistes eran sobre mí. Pensé que eran muy divertidos. (Pero) No me gustó la forma en que afectaron a mis hijos», admitió Brady. Agregó que esta experiencia lo convertirá en un mejor padre con el tiempo.
«Es la parte más difícil, como el aspecto agridulce de cuando haces algo que crees que es de una manera y luego te das cuenta de que no lo volverías a hacer por cómo afectó a las personas que te importan», reflexionó.
A pesar de todo, Brady reiteró lo divertida que fue la producción para él y los presentes. «Si no nos reímos de las cosas, lloramos. Deberíamos divertirnos más. ¿Qué amamos? Nos encanta reírnos en el camerino. Hagamos más de eso, amémonos unos a otros y celebremos el éxito de otras personas», señaló.
The Roast of Tom Brady fue un éxito en Netflix, con 13.8 millones de vistas tras su estreno en Estados Unidos en la segunda semana de mayo. Presentado por Kevin Hart y Jeff Ross, contó con comediantes como Nikki Glaser, Tom Segura y Andrew Schulz. (Staff/Agencia Reforma)