Rolando Herrera y Benito Jiménez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO: Durante la mañanera, el Presidente Andrés Manuel López Obrador defendió que el precio pactado para el maíz en Sinaloa es justo, a pesar de las protestas de productores que exigen un mayor apoyo gubernamental. Acusó que hay una «mano negra» detrás de las manifestaciones.

«Sí, sí, sí, es justo, nosotros no cometemos injusticias, no somos como los de antes», aseveró AMLO al ser cuestionado sobre el tema. «Dejen que pase el día 2, ya voy a hablar de eso, para señalar quiénes están detrás, porque hay mano negra, ya, no es casual».

El Mandatario elogió a los gobernadores de Sinaloa y Sonora, entidades donde han surgido protestas de agricultores. «El Gobernador Rubén Rocha Moya es de primera, es un buen gobernador, que está enfrentando a los grupos caciquiles y conservadores de siempre».

REFORMA publicó este viernes que a pesar de que el precio de maíz pactado de 5 mil 457 pesos por tonelada es 61.7% más alto que el precio internacional de referencia, los productores lo consideran insuficiente para recuperar sus costos.

El precio incluye un subsidio de 950 pesos, pero los agricultores exigen que se les otorgue un precio base de 6 mil pesos más ese subsidio adicional.

Hasta ayer, mantenían un bloqueo de tres días en la caseta Costa Rica de la carretera Mazatlán-Culiacán para demandar mayor apoyo federal, aunque anoche lo levantaron para dialogar con el Gobernador Rocha.

Representantes como Baltazar Valdez de Campesinos Unidos han criticado que haya dos valores de referencia este año en el mismo mercado.

«No puede ser que un maíz cueste menos que otros», declaró.

La toma de la caseta, estratégica para el paso de mercancías, ha generado afectaciones a empresas e industrias locales, cuyas pérdidas son aún incalculables.