Fidel Orantes
Agencia Reforma

CDMX.-Tras las acusaciones de Frida Sofía en contra de su abuelo, Alejandra Guzmán aclaró que su hija no está bien de salud mental y sugirió que busque ayuda de profesionales.
“Hemos optado por no responder a través de los medios de comunicación, sino haciéndole saber a Frida Sofía que la amamos, que esperamos que consiga la ayuda para mejorar su salud mental, que tan claramente requiere, y que estamos aquí con los brazos abiertos”, señaló la intérprete de Mala Hierba a través de un comunicado.
La rockera afirmó que está abierta a aclarar las cosas con su hija, siempre y cuando se mantenga en privado.
“Estamos aquí con los brazos abiertos, siempre que cualquier intención de aclarar y reconciliar se haga en privado y sin la intención de exponerlo en los medios”, agregó.
Sin embargo, la familia no descarta la posibilidad de emprender acciones legales en contra de las personas o medios que hicieron divulgaciones infundadas en relación con el asunto.
Sobre la entrevista que ofreció su padre y su hermano este jueves, la cantante afirmó que la familia no dará más declaraciones al respecto.
“Las declaraciones de Enrique y Luis Enrique Guzmán, realizadas en el programa Ventaneando, serán las únicas declaraciones mediáticas de la familia sobre este asunto. No queremos participar en esta ola de chismes que se deben a que periodistas preocupados se aprovechan de la lamentable situación de Frida”, finalizó.
Hace unos días, la intérprete de Ándale declaró durante una entrevista que su abuelo, Enrique Guzmán, la tocaba indebidamente desde que tenía cinco años.