Un aumento importante en la violencia emocional contra las mujeres se mantiene aún y con la pandemia en Aguascalientes, por lo que hasta el momento son más de 30 las familias que han sido albergadas y atendidas en el Refugio para mujeres violentadas en lo que va de este año. Así lo dio a conocer la directora de la Fundación Mujer Contemporánea, Roxana D’Escobar López Arellano.
La activista social estableció que hasta el mes de agosto, los casos de violencia han sido cada vez más fuertes en Aguascalientes, donde muchos tienen que ver con situaciones de drogas y otros por el mismo confinamiento, así como por la falta de recursos económicos. Afirmó que derivado de esta situación, muchas mujeres llegan muy desgastadas física y emocionalmente al Refugio.
AMPLIACIÓN. La defensora de las mujeres comentó a El Heraldo que por fortuna, recientemente se hizo una ampliación en las instalaciones del refugio, por lo que ya están funcionando con 11 habitaciones. En lo referente al Centro de Atención Externa de la Fundación Mujer Contemporánea, Roxana D’Escobar comentó que hasta el momento no se les ha saturado, toda vez que llevan 3 meses de trabajar sólo con el 50% del personal y la otra mitad descansa cada 15 días, como parte de los protocolos establecidos por las autoridades de salud para evitar algún contagio por COVID-19.

“Mucha violencia emocional está a la orden del día y es entendible; si las parejas no se llevaban bien desde antes (de la pandemia) ahorita están conviviendo 24 horas 7 días de la semana. La violencia está muy fuerte y también está afectando a niñas y niños…” Roxana D’ Escobar, Mujer Contemporánea.