El viaje a Mazatlán de la semana pasada fue un duro golpe para todos los representativos de Necaxa, que se quedaron sin sumar puntos. Con la mente en volver a sumar puntos y no quedarse atrás en la pelea por la liguilla, las fuerzas básicas de la institución encararon una nueva prueba más este viernes en las instalaciones de Casa Club al recibir al Atlético de San Luis.
Los primeros en saltar al campo fueron los Rayitos de la Sub-23, que tuvieron una de sus mejores actuaciones del torneo. Rogelio Cortéz había adelantado en la recta final del primer tiempo a Necaxa, pero antes del descanso, los potosinos igualaron los cartones.
Para el segundo tiempo, Cortéz firmó su doblete, regresándole la ventaja a los de casa que esta vez no quitarían el pie del acelerador, y con goles de Waldo Madrid y Bryan Casas, completarían la goleada 4-1 para quedarse con los tres puntos.
Más tarde, sería turno de la Sub-18, que tuvo una prueba mucho más apretada. Los minutos iban pasando sin que el marcador se moviera, con un empate sin goles que aumentaba la tensión en ambos lados conforme pasaban los minutos.
La gran diferencia del partido fue Arath Moreno, que marcó el único gol del partido al 68, para darle la doble victoria a las fuerzas básicas de Necaxa. Por el momento, la Sub-23 ha regresado a la cima de la tabla general con 20 puntos, y la Sub-18, con 20 puntos, ha logrado volver a zona de calificación, sosteniendo el octavo sitio.
Ambas escuadras tendrán que prepararse intensamente, pues su siguiente prueba será viajar a la capital para medirse a Cruz Azul la próxima semana.