En noviembre del año 2000, la Unión Mundial de Ciegos marcó una celebración significativa: el Día Mundial del Braille. Coincidiendo con el natalicio de Louis Braille, creador del sistema de escritura y lectura táctil, esta fecha destaca la importancia del braille en la vida de las personas con discapacidad visual. La Asamblea General de las Naciones Unidas, reconociendo su relevancia, proclamó el 4 de enero como el Día Mundial del Braille en 2018, a celebrarse cada año desde 2019 con el objetivo de sensibilizar sobre su papel crucial en la realización de los derechos humanos para personas ciegas y con deficiencia visual.

¿Qué es el Braille y Por Qué es Vital?

El braille es un sistema de representación táctil de símbolos alfabéticos y numéricos que utiliza seis puntos en relieve. Estos puntos se organizan en una matriz de tres filas por dos columnas, permitiendo 64 combinaciones diferentes. Este sistema no solo abarca letras y números, sino también símbolos musicales, matemáticos y científicos. La lectura se realiza desplazando la mano de izquierda a derecha sobre cada línea, con velocidades promedio de 104 a 125 palabras por minuto.

La Realidad Visual en el Mundo y la Importancia del Braille

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), alrededor de 1300 millones de personas en el mundo padecen algún tipo de discapacidad visual. Esta condición a menudo se asocia con mayores niveles de pobreza, peor salud y limitaciones en el acceso a la educación y el empleo. Además, existe preocupación en la comunidad de personas ciegas por el decreciente apoyo al braille, ante la creciente dependencia de dispositivos tecnológicos como libros electrónicos y lectores de pantalla.

La Convención de los Derechos de las Personas con Discapacidad, adoptada en 2006, busca promover los derechos y bienestar de estas personas en el marco de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. En este contexto, el braille asume un papel vital en la educación y la inclusión, permitiendo a más personas acceder a la lectura y escritura, actividades fundamentales en la sociedad.

El Día Mundial del Braille no es solo una conmemoración; es un recordatorio de la necesidad de continuar promoviendo y apoyando este sistema esencial para garantizar una sociedad más inclusiva y accesible para todos.