Mircea Mazilu

El próximo 9 de agosto se celebra el Día Internacional de los Pueblos Indígenas, una jornada que fue establecida por la Asamblea Nacional de las Naciones Unidas en 1994. Durante este día se reivindican los derechos de igualdad y justicia para este grupo social vulnerable, que a lo largo de los siglos ha sido víctima de las políticas centralistas que los gobiernos modernos y contemporáneos han aplicado a nivel global.

Estas políticas centralistas han incluido la imposición a los aborígenes de la ley, el idioma, la cultura y los ideales de vida de la mayoría de la población que conformaba las monarquías y sigue conformando las naciones actuales, lo que, a su vez, trajo como consecuencia violencia, deportación, despojo, desprotección, marginación, discriminación, entre muchos otros males.

No obstante, la población indígena es un vestigio vivo de tradiciones y culturas ancestrales, un pueblo transmisor de ciencias y artes, un capítulo viviente de la historia de la humanidad. Además, son de los que más aportan a nuestro planeta y el medioambiente pues, según datos del Banco Mundial, aunque ocupen o utilicen una cuarta parte de la Tierra, ellos solos protegen el 80% de toda la biodiversidad.

Según cifras de la ONU, en el mundo existen cerca de 476 millones de indígenas en 90 países diferentes, lo que representa más del 5% de la población mundial. Asimismo, todavía subsisten unas 7 mil lenguas indígenas, el 40% de las cuales se encuentra en peligro de desaparición como consecuencia de su desuso en las escuelas y en la esfera pública.

De acuerdo con el Censo de Población y Vivienda 2020 realizado por INEGI, en México viven más de 7 millones 300 mil personas que hablan alguna lengua indígena. La lengua más hablada es el náhuatl, con 1 millón 600 mil personas; la siguen el maya, el tzeltal, el tzotzil, el zapoteco y el otomí. Asimismo, es importante destacar que más de 800 mil personas que integran la población indígena no hablan español.

Los estados de México que cuentan con más población indígena son Oaxaca (31%), Chiapas (28%) y Yucatán (23%).

De los más de 60 pueblos indígenas que conforman la población mexicana destaca el de los nahuas, que se distribuye a lo largo de diferentes entidades federativas, a saber: Veracruz, Guerrero, Oaxaca, Morelos, Tlaxcala, Puebla, Ciudad de México, Estado de México, etc. Es precisamente a este grupo étnico a quien pertenecían los aztecas, fundadores de México-Tenochtitlan.

mircea.mazilu@hotmail.com