Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La flor de cempasúchil no es la única que adorna las ofrendas del Día de Muertos, también la nube, terciopelo, clavel y crisantemo.
La flor de cempasúchil es uno de los elementos más representativos de las ofrendas del Día de Muertos en México.
Sin embargo, no es la única planta que adorna los altares durante los primeros días de noviembre.
La nube, el terciopelo, los claveles y el crisantemo son otras flores que pueden colocarse en las ofrendas durante esta fecha.

1.- Cempasúchil

La flor de cempasúchil es originaria de México, donde se encuentran 35 especies de esta planta.
Su nombre proviene del náhuatl “Cempohualxochitl”, que significa “varias flores” o “veinte flores”.
Su color amarillo se relaciona con el Sol desde épocas prehispánicas, por lo que se utilizaba desde entonces en ofrendar para rendir honor a los muertos.
La tradición es crear senderos con estas flores hasta el altar, con el fin de guiar a las almas hacia las ofrendas.
Su tallo puede medir hasta un metro de altura y sus botones hasta cinco centímetros de diámetro.

ASÍ LO DIJO
Hagamos que la flor de 20 pétalos, sí, la de cempasúchil, sirva de puente entre los vivos y los muertos para que el legado de nuestros ancestros esté siempre presente en cada uno de los hogares mexicanos”.
Héctor Hernández Martínez, productor de cempasúchil.

2.- Nube

La nube o velo de novia es una planta de flores blancas, elegantes y delicadas.
Se compone por numerosos ramilletes de pequeñas flores.
En general, se emplea como decoración secundaria en las ofrendas y como follaje o relleno en arreglos florales.
Suele utilizarse en los altares para niños, ya que su color significa pureza y ternura.
También pueden encontrarse en color rosa.
Su tamaño puede alcanzar los 1.2 metros de alto

3.- Terciopelo

La flor de terciopelo también se conoce como celosía, cresta de gallo o mano de león.
Su origen es asiático, pero varios países la han adoptado.
Es una planta ornamental y ceremonial en los altares del Día de Muertos, aunque en algunos países se cultiva con fines de alimentación.
Mide hasta 60 centímetros de alto.

4.- Clavel

En la antigua Grecia fue nombrado Dianthus, nombre científico que aún conserva. Significa “las flores de Dios”.
A nivel mundial, es una planta ornamental de gran importancia económica.
Además de su belleza, es popular por su duración una vez cortada, resistencia al transporte y su posibilidad de producción durante todo el año.
Pertenece a una familia que reúne a cerca de 250 especies, por lo existen diferentes tamaños. Los claveles más populares son los de 60 centímetros.

5.- Crisantemo

En México, el crisantemo se utiliza como decoración, principalmente, aunque existen variedades que se cultivan como verdura en Asia.
Su nombre significa “flor de oro” porque las primeras variedades que se conocieron de esta planta era de ese color.
Es popular en los cementerios durante el Día de Muertes porque florece en otoño y su variedad de colores es amplia. Su color morado es el más socorrido para homenajear a los muertos.
Mide hasta 80 centímetros de alto.