Noé García Gómez

El Instituto de Recursos Mundiales (WRI, por sus siglas en inglés) en su estudio más reciente advierte que alrededor de un cuarto de los más de 7 mil millones de habitantes en el mundo enfrentan el peligro de ver que sus raciones de agua estarán en cero.

También advierte que  existe un  ‘estrés hídrico’, ya que en el mundo hay una parte de la población que gastan arriba del 80 por ciento de sus reservas del líquido al año en actividades del hogar, agrícolas e industriales.

México se encuentra en top 25 mundial y es el segundo del continente americano. Dentro del caso mexicano hay estados de la republica que destacan en esta crisis del agua. Entidades como Baja California, Guanajuato, CDMX, Aguascalientes y EDOMEX encabezan el top 5 de nuestro país. Que son los más próximos a cercarse del ‘Día Cero’.

El informe nos dice “(La situación) está a punto de empeorar a menos que los países actúen: el crecimiento de la población, el desarrollo socioeconómico y la urbanización están aumentando la demanda de agua, mientras que el cambio climático puede hacer que las lluvias y la demanda sean más variables. La agricultura, la industria y los municipios están consumiendo el 80% de las aguas superficiales y subterráneas disponibles en un año promedio”

De lo anterior es cuando nos tenemos que preguntar ¿Cómo complementar el desarrollo económico y la satisfacción de las comodidades de los habitantes sin acelerar  la crisis del Agua? “El estrés hídrico es la mayor crisis de la que nadie habla. Sus consecuencias están a la vista en forma de inseguridad alimentaria, conflicto y migración e inestabilidad financiera”, dijo Andrew Steer, presidente ejecutivo de WRI.

Pareciera que es algo lejano y que nos tienen diciendo años pero los expertos también advierten que un margen tan estrecho entre la oferta y la demanda podría empujar a los países hacia más “días cero”, situación que Ciudad del Cabo en Sudáfrica estuvo al borde de vivir en 2018.

El caso de Aguascalientes es paradójico, todos sabemos y conocemos del problema del agua, ciudadanos, funcionarios, empresarios y políticos, pero todos seguimos sin actuar. El ciudadano derrochando el líquido y regateando el pago, los funcionarios  hipotecando  y dando manga ancha a las empresas concesionarias, los empresarios sin cambiar o mejorar procesos para no derrochar menos agua y finalmente los políticos que cada campaña prometen agua gratis y de calidad, -como si fuera de ellos- incentivando el derroche y poco cuidado de ésta.

Vemos cómo se sigue subsidiando el agua, el indispensable liquido que está a la mano solo con abrir una llave y de manera prácticamente ilimitada, llegando al extremo de derrocharla regando nuestro ornamental, estético y sediento pasto con agua de primer uso, dejando correr de la regadera el agua fría, lavando pisos y vehículos con manguera, llenando una y otra vez albercas, etcétera. Un Estado en foco rojo de problema de seguridad nacional como Aguascalientes en el problema del agua sigue sin ser consiente del cuidado. La realidad que al día de hoy las autoridades no hacen verdaderas políticas de concientización de la cultura del cuidado y reusó de tan importante líquido.

El día de ayer viernes estuve con unos niños y jóvenes que fueron premiados por recolectar pet, en mis palabras no me quedo más que pedirles disculpas, disculpas por poner nuestras esperanzas en ellos en componer algo que los adultos descompusimos y lo seguimos haciendo, disculpas por ensuciar este planeta y por acabarnos el agua.