De enero a marzo pasado, el Ayuntamiento de Aguascalientes había recibido 225 demandas de amparo que involucra la cifra de 5.8 millones de pesos en contra de la Aportación Social del Alumbrado Público (ASAP), lo que antes era denominado Derecho de Alumbrado Público (DAP), informó el tesorero Alfredo Martín Cervantes García.

El secretario de Finanzas capitalino señaló que los juzgados para presentar esas demandas cerraron sus oficinas a finales de marzo a causa de la contingencia sanitaria y a esa fecha se habían resuelto 102 demandas de amparo que implicó una devolución por la cantidad de 2.2 millones de pesos.

De modo normal, a partir del mes de marzo suele registrarse el mayor cúmulo de demandas, pero como están cerrados los juzgados no se ha generado nada adicional; sin embargo, cuando se reabran esas instancias jurídicas se reflejará una importante cantidad de asuntos referentes al ASAP.

En entrevista con El Heraldo, el titular de Finanzas del Municipio de Aguascalientes detalló que la cifra demandada por casi 6 millones es una cantidad mínima con respecto a los 47 millones de pesos que se reciben en demandas durante un año.

Alfredo Martín Cervantes García indicó que si se dividieran esos 47 millones de pesos entre 12 meses, se debería registrar un promedio de 4 millones de pesos por mes por concepto de demandas referente a la Aportación Social del Alumbrado Público (ASAP), es decir, en los primeros 4 meses del año debería acumular una cantidad de 15 a 20 millones de pesos y apenas suman 5.8mdp.

“En este periodo por la contingencia sanitaria por el COVID-19 se ha reducido en un 30% el registro de demandas de amparo por parte de las empresas que se resisten a otorgar la aportación social por el servicio de alumbrado público que reciben día tras día”, concluyó.