Alfredo González
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.- Los próximos inversionistas de Altos Hornos de México (AHMSA), encabezados por el empresario Julio Villarreal Guajardo, se comprometieron a pagar el supuesto sobreprecio de 200 millones de dólares que el Gobierno de México reclama por la venta a Pemex de la planta de fertilizantes Agronitrogenados, en 2013.
El pago forma parte de la operación de compra de un interés de 55 por ciento en Grupo Acerero del Norte (GAN) -la controladora de la siderúrgica también conocida como AHMSA- por parte de la Alianza Minerometalúrgica Internacional (AMI), que lidera Villarreal, anunciada el miércoles.
Una fuente cercana a las negociaciones reveló que el pago de 200 millones de dólares está condicionado.
“El Gobierno federal”, dijo el informante, “deberá retirar la demanda contra el presidente de Altos Hornos de México (Alonso Ancira), que está preso en España, donde le siguen un proceso de extradición”.
En conferencia en Monclova, Coahuila, representantes de la empresa reiteraron ayer que el grupo AMI se compromete a la reparación del daño al Gobierno federal.