Al recibir la noticia de que su hija se había suicidado, una mujer intentó hacer lo mismo en el interior de su domicilio ubicado en la colonia Miravalle, aunque afortunadamente sus mismos familiares se percataron de ello y lograron salvarle la vida.
Fue el domingo a las 13:30 horas, cuando se recibió el reporte en el C-4 Municipal, donde se informaba que en una vivienda ubicada en la calle Alberto del Valle, en la colonia Miravalle, una mujer había intentado suicidarse por ahorcamiento.
Hasta el lugar de los hechos acudieron policías preventivos del Destacamento “Pocitos” y la ambulancia ECO-420 del ISSEA, cuyos paramédicos estabilizaron a la señora María del Carmen, de 54 años, la cual presentaba una severa crisis nerviosa.
Esta mujer es la mamá de la joven Jessica Coral, quien horas antes fue encontrada ahorcada en un parque de la colonia Altavista.
Una joven de nombre Cassandra, de 24 años, manifestó que minutos antes, ella se encontraba conviviendo con su mamá en la sala del domicilio, cuando en determinado momento recibieron la noticia de que habían encontrado muerta a su hermana Jessica Coral, por lo que su progenitora se puso muy triste y se fue a llorar a su habitación.
Sin embargo, al ya no escuchar ningún ruido y ver que su mamá no salía, decidió ir a buscarla y en ese momento la encontró sobre la cama con un cable de la luz alrededor del cuello. De inmediato fue a pedir ayuda a una vecina de nombre Martha, de 35 años y entre las dos lograron quitarle el cable, para enseguida llamar a los servicios de emergencias.