Claudia Guerrero
Agencia Reforma

Cd. de México, México .-El Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que la deuda de Petróleos Mexicanos (Pemex) es una deuda del Gobierno federal y, por lo tanto, es también responsabilidad de la Secretaría de Hacienda.

El Mandatario fue cuestionado sobre las recientes declaraciones del Secretario del ramo, Rogelio Ramírez de la O, quien informó que no respaldará la deuda de la petrolera, debido a que la ley lo impide.

En respuesta, el Presidente sostuvo que Pemex recibirá apoyos y no se encuentra a la deriva.

“Nada más decir que Pemex no está a la deriva, no es una empresa como cualquier otra, Pemex es una empresa de la nación. Entonces, Pemex es de los mexicanos y la deuda de Pemex es deuda soberana, es deuda del Gobierno, es deuda de Hacienda”, dijo.

“Entonces, no es posible que se lleve a cabo un deslinde y que diga: Allá a Pemex a ver cómo le va, nada más ordenamos a Pemex, porque así lo hicieron, le sacaban y le sacaban y le sacaban recursos, Hacienda, y no apoyaban con inversiones, entonces eso ya se terminó, ya hay una política distinta”.

El pasado jueves, tras participar en un seminario de la calificadora Moody´s, el Secretario de Hacienda sostuvo que el Gobierno federal no respaldará la deuda de Pemex, debido a que la ley energética no lo permite.

Sin embargo, adelantó que se buscará un reordenamiento en sus operaciones y recursos adicionales de proyectos de la propia petrolera.

“(Respaldar la deuda) sería muy lógico si hacemos a un lado una serie de restricciones normativas que quedaron impresas en la roca a partir de la reforma energética, que definió a Pemex y CFE como empresas productivas del Estado. La ley de Pemex impide que el Gobierno le garantice la deuda”, señaló.

“El Gobierno está en plena posición para seguir apoyando a Pemex, pero también esto implica () acercarnos más a Pemex, darles retroalimentación de cosas que son necesarias hacer y que son necesarias reordenar”.

Esta mañana, el Jefe del Ejecutivo también cuestionó que la calificación de la deuda de la petrolera sea más baja que la de la deuda del Gobierno.

“Las tasas de interés que se cobran a Pemex están arriba que lo que pagan el Gobierno por la deuda soberana, no puede ser”, soltó.

– Es por la calificación ¿no?, se le preguntó.

– “Sí, pero ¿cómo nos califican mejor a nosotros que a Pemex? Si Pemex es de la nación, ¿cómo el Gobierno? Entonces eso es lo que vamos aprendiendo y resolviendo, es un proceso y no puedo decir más, pero Pemex se está fortaleciendo, lo mismo la Comisión Federal de Electricidad”, respondió.

En conferencia, sin ofrecer detalles, el Presidente también señaló que se inició la reestructuración de la deuda de la empresa productiva del Estado.

“Bueno, no puedo hablar mucho sobre el tema porque ya se inició un proceso de reestructuración de deuda, recuerden que los 12 mil 500 millones de dólares que llegaron, que le corresponden a la Hacienda pública, queremos que se destinen al pago de deuda”, indicó.

“Pero ya no se puede informar sobre el tema por los principios o las normas que están establecidas, ya no puedo hablar mucho sobre este asunto. Hay un secreto bancario, por eso guardo silencio”.

Pemex es la empresa más endeudada del mundo y al 31 de marzo pasado registró una deuda total por 2 billones 348 mil millones de pesos, apenas 4.6 por ciento menos que en el mismo periodo del año pasado.

Su deuda de corto plazo creció 83 por ciento respecto al mismo lapso de 2020, al alcanzar los 475 mil millones de pesos.