Benito Jiménez y Rolando Herrera
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Las protestas de la Guardia Civil de Michoacán por el recorte a los bonos que reciben por el combate al crimen organizado, derivó en el bloqueo de diversas carreteras y en la «retención» de dos inspectores estadounidenses la semana pasada.
El pasado viernes los policías michoacanos, muchos de ellos con atuendo de civil, bloquearon la vía 37 a la altura de la localidad de Aranza, a unos 3 kilómetros de Paracho, informaron fuentes estatales.
Dos inspectores del Servicio de Inspección de Sanidad Animal y Vegetal (APHIS) del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) que se dirigían a Uruapan fueron afectados por el bloqueo.
«No fue el crimen organizado, no hubo agresiones, fue un bloqueo que afectó a los inspectores, un bloqueo que organizaron los policías para exigir el pago de un bono, mismo que ya se llevó a cabo», explicó a REFORMA una fuente gubernamental.
El Embajador de Estados Unidos en México, Ken Salazar, confirmó que la suspensión a la importación de aguacate mexicano es por inseguridad y no por razones fitosanitarias.
«Esta acción no bloquea todas las exportaciones de aguacates o mangos a los Estados Unidos, ni detiene los productos actualmente en tránsito. Esta determinación está basada en la preocupación existente por la seguridad del personal en Michoacán, no a preocupaciones fitosanitarias», señaló.
«La próxima semana viajaré a Michoacán para reunirme con el gobernador Alfredo Ramírez Bedolla y la Asociación de Productores y Empacadores Exportadores de México (APEAN) para abordar, entre otros temas importantes, la seguridad», indicó el Embajador, en un comunicado.