Staff
Agencia Reforma

CDMX.- El beisbolista Randy Arozarena demostró ser poderoso con el bat en las Grandes Ligas, pero ahora le tocó sentir el rigor de la macana.
El jardinero izquierdo de Tampa Bay, cuya labor le valió ser nombrado el Más Valioso en la Serie Campeonato de la Liga Nacional, fue detenido el lunes en Mérida, Yucatán, tras protagonizar un episodio de violencia doméstica, pues supuestamente intentó llevarse a la fuerza a la niña que procreó con su ex pareja.
El toletero cubano, de 25 años, habría llegado a la casa ubicada en la colonia El Porvenir con el pretexto de entregar regalos a la menor; sin embargo, trató de llevársela sin permiso y golpeó a su ex pareja y ex suegro, según reporta el portal Yucatán Ahora.
De acuerdo con videos que circulan en redes, vecinos del lugar se dieron cuenta de la situación e impidieron que el deportista se fuera del lugar en un automóvil deportivo.
Según reportes, el beisbolista exigía su derecho a llevarse a la menor, pues argumentaba que se hacía cargo de todos sus gastos y tenía mucho tiempo sin verla, pero fue detenido.
El cañonero, aseguran, enfrenta varias acusaciones que su ex pareja realizó en el pasado, por temas como violencia y falta de manutención.
De tener una destacada labor con los Rays de Tampa Bay en la pasada Serie Mundial, al conectar cuatro cuadrangulares, y de casarse hace unos días con una mujer colombiana, Arozarena ahora tendrá que rendir cuentas ante la justicia.