En el estado de Zacatecas fue detenida una pareja que transportaba en un tráiler más de 100 kilos de metanfetamina, el cual había salido de Aguascalientes y tenía como destino el estado de Coahuila.

Durante el transcurso del martes, agentes federales de la FGR llevaron a cabo una serie de cateos en Aguascalientes, relacionados con este decomiso.

Fue el pasado lunes cuando agentes de la Policía Estatal Preventiva y agentes de la Policía de Investigación que estaban comisionados a la vigilancia en la Unidad Regional de Seguridad (Unirse), instalada en la carretera federal No. 54, en el municipio de Villa de Cos, Zacatecas, le marcaron el alto a un tráiler marca Peterbilt, modelo 2007, color blanco y placas de circulación del SPF, el cual llevaba enganchado un remolque tipo “cama” de doble caída, mismo que en apariencia no transportaba carga.

Sin embargo, cuando el trailero se percató de la presencia de los agentes de la FGE y de la Policía Estatal Preventiva de Zacatecas, en lugar de detenerse decidió incrementar la velocidad y evadió el retén policiaco, lo que originó una persecución que culminó metros más adelante.

Los efectivos policiacos procedieron a detener al conductor, quien se identificó como Rodolfo de Jesús, de 27 años, así como de una mujer que le acompañaba de nombre Silvia Gabriela, de 32 años.

Aunque a ambos sospechosos no se les encontró nada ilícito en su poder y tampoco se detectó nada extraño en el tractocamión, un binomio canino de la Policía Estatal Preventiva comenzó a inspeccionar detenidamente la unidad, hasta que en determinado momento detectó algo que estaba oculto debajo del remolque.

Una vez que fue desmantelado, se localizaron un total de 33 paquetes que estaban ocultos y que en total contenían 101.02 kilos de metanfetamina, que en el mercado negro tiene un valor de 500 mil dólares o 9 millones de pesos aproximadamente.

Durante el interrogatorio al que fueron sometidos los detenidos, confesaron que el “cristal” lo habían cargado en el estado de Aguascalientes y se dirigían a la ciudad de Saltillo, Coahuila, que era su destino final y donde entregaría a otra persona.

Ambos sospechosos y los más de 100 kilos de “cristal” fueron trasladados a la Fiscalía General de la República en Zacatecas, donde quedaron a disposición del agente del Ministerio Público Federal.