Un integrante de un grupo de la delincuencia organizada que operaba en Aguascalientes y que en el mes de julio del año 2018 participó en la ejecución a balazos de dos hombres, fue capturado por agentes del Grupo Mandamientos Judiciales de la PDI.

Se trata de quien es identificado como José Asunción, alias “El Concho”, quien ya se encuentra recluido en el Centro Penitenciario Estatal de Aguascalientes.

Un juez de Control y Juicio Oral Penal, lo vinculó a proceso por el delito de homicidio doloso calificado con premeditación y ventaja, además de que le impuso la medida cautelar de prisión preventiva y dio un plazo de dos meses para el cierre de la investigación complementaria.

Se le señala de haber participado en la ejecución de Luis Alejandro, alias “El Nacho”, de 32 años y de Miguel, alias “El Bebé”, de 37 años.

De acuerdo a la carpeta de investigación iniciada por la Agencia del Ministerio Público No. 7 de la FGE, José Asunción formaba parte de un grupo delictivo, del que también era integrante Luis Alejandro.

Sin embargo, descubrieron que ya estaba “trabajando” en la venta y distribución de droga para otro grupo criminal.

Aunado a lo anterior, les había quedado a deber una importante cantidad de dinero, por la droga que le habían entregado para su venta, por lo que decidieron asesinarlo para “ajustar cuentas”.

Fue así que el sábado 28 de julio del 2018, a las 16:30 horas, lo ubicaron en una vivienda que se localiza en la calle Pedro García Rojas y casi esquina con la calle Benito Díaz, en la colonia Olivares Santana, donde estaba conviviendo e ingiriendo bebidas alcohólicas en compañía de varias personas.

Fue entonces en que José Asunción y otro sujeto identificado como Oscar Eduardo, alias “El Babas”, irrumpieron en esa vivienda y atacaron a balazos a Luis Alejandro e hirieron a Miguel, alias “El Bebé”, quien lo acompañaba.

Posteriormente, los agresores escaparon a bordo de una camioneta Nissan X-Trail, color negro, mientras que las pistolas tipo escuadra calibre 9 mm. que utilizaron en la ejecución, las entregaron a un taxista que los estaba esperando.

Mientras tanto, las víctimas fueron trasladadas aún con vida al Hospital Hidalgo, donde posteriormente murieron por las heridas de bala.

Luego de las investigaciones realizadas por los agentes del Grupo Homicidios de la PME, se logró identificar a los sicarios que participaron en la ejecución, siendo que en el mes de octubre del 2018 fue capturado Oscar Eduardo, alias “El Babas”, quien ya fue sentenciado por estos hechos a 30 años de prisión.