Elementos de la Policía Municipal lograron la detención de dos supuestos secuestradores, quienes tenían privada de su libertad a dos personas que fueron obligadas a hospedarse en un hotel, ubicado en el Centro de la ciudad. Las dos personas aseguradas responden a los nombres de Mario y Luis, de 25 y 58 años de edad, respectivamente, ambos originarios del Estado de Zacatecas.
Elementos del Grupo de Ciclopolicías, al realizar sus labores de vigilancia fueron alertados acerca de un reporte realizado por la empleada de una tienda de conveniencia ubicada sobre la calle Moctezuma y 5 de Mayo, quien detalló que instantes antes una persona de sexo masculino le había pedido ayuda refiriéndole que él y otra persona estaban siendo víctimas de privación de la libertad, por lo que solicitaba la intervención policíaca en el lugar.
Con ese dato los preventivos arribaron momentos después a la tienda, logrando ubicar a la empleada, así como a dos jóvenes de 19 años de edad, mismos que a su vez acusaron a un individuo que los acompañaba como presunto responsable de secuestro exprés.
Tras el señalamiento, el presunto responsable intentó darse a la fuga, sin embargo los policías no se lo permitieron, logrando asegurar a las afueras de la tienda a un primer implicado llamado Mario.
Posteriormente, al entrevistar a las víctimas, quienes son originarias de Lagos de Moreno, Jalisco, señalaron a los uniformados que una segunda persona involucrada en el secuestro se encontraba en el hotel.
De esa manera, elementos del Destacamento Zona Centro se sumaron al operativo, arribando instantes después al sitio referido, donde con la autorización del gerente ingresaron para realizar la aprehensión de Luis, quien opuso resistencia y agredió a los uniformados.
De acuerdo a las víctimas, el primer detenido los había llevado a la tienda de conveniencia para que compraran algo de comer, aprovechando esa oportunidad para solicitar la ayuda y posterior rescate.
Finalmente, ambos detenidos fueron puestos a disposición del agente del Ministerio Público del fuero común, en las instalaciones de la Fiscalía General del Estado, donde se determinaría su situación jurídica conforme al debido proceso.