Tania Casillas 
Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco.- Por vandalismo y agresión a policías, la Comisaría de Guadalajara detuvo a 26 personas que asistieron a la manifestación por Giovanni López, cuya familia denunció que fue asesinado por policías de Ixtlahuacán de los Membrillos tras detenerlo por no usar cubrebocas.

Se trata de 24 hombres y dos mujeres, quienes de acuerdo con el Ayuntamiento de Guadalajara, son acompañados por la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDHJ) y se revisa su estado de salud.

Aún no se aclara si entre los detenidos está el joven que le prendió fuego a un policía de Guadalajara.

“Reprobamos la agresión al policía tapatío, Rodolfo Essaú, a quien un manifestante prendió fuego; su estado de salud es estable y estaremos atentos a su recuperación”, se informó.

“La Administración Municipal ratifica su respeto a la libertad de manifestación y su compromiso de mantener condiciones de orden y seguridad, no solo para quienes participan en las movilizaciones, sino para la ciudadanía en general”, sostuvo el Ayuntamiento.

“El Gobierno tapatío permanecerá atento a cualquier denuncia relacionada con la violación de derechos humanos durante la manifestación para actuar en consecuencia”.

La Avenida Juárez, una de las vías donde se dio el conflicto, ya se encuentra abierta a la circulación.

El Gobierno Estatal aún no informa del número de detenidos por su parte pero extraoficialmente se habla de 9 personas.

Un grupo de 12 manifestantes continúa en la explanada de Plaza Universidad, mientras que los antimotines de Guadalajara se retiraron, aunque están replegados en los portales de los comercios.

La Avenida Juárez, una de las vías donde se dio el conflicto, ya se encuentra abierta a la circulación.