Cristina Hernández
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Los dos policías detenidos por la agresión a una menor el viernes pasado, durante una manifestación, fueron enviados a prisión como medida cautelar.
En videoaudiencia inicial de cumplimiento de orden de aprehensión, la defensa de los agentes de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) solicitó la ampliación del término constitucional para definir su situación jurídica.
Por su parte, el Ministerio Público les imputó el delito de abuso de autoridad en pandilla.
El juzgador le impuso la medida cautelar de prisión preventiva justificada, debido a que la víctima es una mujer y adolescente, de 16 años.
A su vez, determinó que la continuación de audiencia sea el próximo jueves, a las 15:00 horas.
En dicha audiencia, el impartidor de justicia resolverá si los vincula o no a proceso.
Mientras tanto, los preventivos deberán cumplir su medida cautelar en el Reclusorio Sur.
Gerardo Azuara, defensor de los uniformados, señaló que los policías fueron identificados solamente por su complexión y están en un estado de indefensión por parte de las autoridades.
De acuerdo con el Ministerio Público de la Fiscalía de Justicia capitalina, Melanie, la joven que fue golpeada, reconoció en su entrevista que agredió a los uniformados durante la manifestación.