Érika Hernández 
Agencia Reforma

CDMX.- Tras tres años de investigación, la Unidad de Fiscalización del INE determinó que María Guadalupe Rodríguez Martínez desvió al menos 59 millones 935 mil pesos de los Cendis de Nuevo León al Partido del Trabajo, el cual dirige su esposo Alberto Anaya.

Por ello, este miércoles, el Consejo General discutirá imponer una sanción a dicha fuerza política por 119 millones 870 mil 694 pesos, al no reportar dichos recursos y permitir una triangulación ilegal.

De acuerdo con el proyecto, Rodríguez Martínez recibió en su cuenta personal, entre los años 2015, 2016 y 2017, 260 millones de pesos por parte del Gobierno del estado de Nuevo León, los cuales tenían como finalidad destinarse a la operatividad de los 13 Centros de Desarrollo Infantil (Cendis) en la entidad, de los que es directora general.

Aunque la queja presentada por el PRI en noviembre del 2017 sólo pedía investigar ese año, el INE, ante un informe de movimientos bancarios irregulares que detectó la Unidad de Inteligencia Financiera de esa funcionaria, decidió ampliar el proceso dos años atrás.

Determinó que la también integrante de la Comisión Ejecutiva Estatal del PT en NL había depositado 123 cheques a Héctor Quiroz García, comisionado político nacional de ese partido en Aguascalientes, por 59 millones 935 mil pesos.

Al cuestionar al petista sobre dichos depósitos, éste argumentó que la Asociación Civil Frente Popular Tierra y Libertad, ligada al PT, lo autorizó para abrir una cuenta mancomunada, con el contralor de ese partido, Carlos Hugo Castañeda Garay, para apoyar la operación de los Cendis.

Por ello, informó, debido a que el Gobierno de NL no entregaba puntualmente los recursos, dicha Asociación hizo préstamos a los Cendis, por lo que los depósitos de Rodríguez a su cuenta eran esa deuda.

Sin embargo, en los reportes de la Comisión Bancaria y de Valores entregados al INE no se detectaron depósitos de alguna cuenta de Quiroz a Rodríguez, para confirmar que sí hubo un préstamo.

Lo que sí detectó la Unidad de Fiscalización fue que Quiroz realizó depósitos por 32.8 millones a Elsa Lilia Peinado Pérez, militante del PT.

En el contrato de apertura de la cuenta donde se realizaron depósitos durante el 2015, 2016 y 2017, ella informó: “Declaro que el origen de los recursos que entrego para la apertura de productos y servicios del banco que estoy solicitando, proceden de fuentes lícitas y que pertenecen a un tercero: Partido del Trabajo”.

“Aunado a la declaración de la C. Elsa Lilia Peinado Pérez, respecto a que el origen de los recursos era del Partido del Trabajo, del expediente proporcionado por la Comisión Nacional Bancaria se tuvo conocimiento que el beneficiario de la cuenta bancaria en análisis es el C. Sergio Arellano Balderas, dirigente del ente político incoado en el estado de Nuevo León, desde 2002.

“Resulta viable que las personas que se mencionan en el esquema de flujo de efectivo supuestamente destinado a los Cendi Tierra y Libertad, tengan una relación estrecha entre ellos, de no ser así, ¿Por qué depositar cantidades millonarias en cuentas personales de sujetos a los que se desconocen? Así, las personas no quedan aisladas, pues existe una conexión entre todos que hace suponer la idea de grupo u organización que se encuentra coordinado para ciertos fines”, indica el dictamen.

La dirigencia nacional del PT rechazó dicho señalamiento, al afirmar que jamás recibió dichos recursos, por lo que la Unidad no podría acreditar que los recibió.

“Si bien, el partido denunciado no dejó huella ni rastro contable de aportaciones de las personas implicadas, este hecho no quiere decir que no exista la posibilidad de que dicho instituto político no recibiera fondos de manera ilícita”, indica el documento.

Así, como lo adelantó REFORMA el domingo, se le impone una multa de 119 millones al PT por omitir rechazar una aportación proveniente de los Cendis.

Vistas para sanciones penales

En total, el INE detectó a 14 personas involucradas en depósitos a cuentas particulares cuyo dinero fue el entregado a Rodríguez Martínez por el Gobierno de Nuevo León para los Cendis.

Sin embargo, solo pudo comprobar que 59 millones pararon en el PT.

Por ello, al existir sospechas de irregularidades, la Unidad plantea dar vista a diversas autoridades para que determinen si existen elementos para proceder penalmente.

Entre ellas está la Fiscalía General de la República, la Fiscalía para la Atención de Delitos Electorales y la Fiscalía General de Justicia del Estado de Nuevo León.

Así como la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, al Servicio de Administración Tributaria, a la Auditoría Superior de la Federación, y a la del estado de Nuevo León.

De acuerdo con la investigación, Rodríguez recibió del Gobierno de Nuevo León para los Cendis, 80 millones en el 2015, 80 millones en el 2016 y 100 millones en el 2017.

En esos tres años, depositó a Mayda Paredes Díaz, quien también era integrante de la Comisión Ejecutiva del PT en Nuevo León y secretaria de la dirección general de los Cendis, 83 millones 421 mil pesos.

Mientras que a María Cristina Martínez, quien trabaja para los Cendis, le entregó 102 millones de pesos, para sueldos de trabajadores. Aunque no tiene un cargo de dirección, señalan, es militante del PT.