Abel Barajas
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La Fiscalía General de la República (FGR) detectó que al menos 93 millones de dólares de Segalmex fueron transferidos a cuentas en Estados Unidos e Inglaterra.
El pasado 7 de febrero la FGR solicitó a la Unión Americana y al Reino Unido el aseguramiento de 14 cuentas bancarias con esa suma que en moneda nacional equivale a más de mil 553 millones de pesos, al tipo de cambio actual.
De acuerdo con informes del Gobierno federal, la Coordinación de Asuntos Internacionales y Agregadurías de la FGR detalló en su solicitud de asistencia jurídica que los recursos se encuentran en un banco inglés y cinco estadounidenses.
El dinero que se pretende asegurar está relacionado con las investigaciones por adquisiciones de certificados bursátiles con dinero de Segalmex, autorizadas por su entonces director de Administración y Finanzas, René Gavira Segreste.
El reporte consultado refiere que, hasta el momento, en México la FGR ha recuperado 963 millones 904 mil 826 pesos, con intereses incluidos, de las inversiones bursátiles que hizo Gavira con recursos de Segalmex.
De todos los casos de corrupción indagados en la gestión de Ignacio Ovalle en el organismo descentralizado, el rubro de inversiones en la bolsa de valores es donde más dinero ha sido recuperado por la FGR.
En casos como el de la presunta compra simulada de 7 mil 840 toneladas de azúcar por un valor de 142.4 millones de pesos, la Fiscalía ha recuperado 11.3 millones.
Dos de los cuatro procesos penales que hasta el momento enfrenta Gavira son precisamente por la compra de títulos bursátiles por 800 millones de pesos, a través de Corporación en Asesoría Financiera (Corafi).
En ambos procedimientos, la FGR sostiene que el ex funcionario estaba impedido para invertir recursos públicos en la bolsa, salvo en valores gubernamentales.
Corafi es una Sociedad Financiera de Objeto Múltiple (Sofom) propiedad del empresario René Dávila de la Vega y su hijo René Dávila Díaz, quienes también están vinculados a proceso por supuestamente captar ilegalmente los recursos de Segalmex.
La Procuraduría Fiscal de la Federación respaldó el señalamiento de que la Sofom no tenía permiso alguno para la captación de recursos y no estaba regulada por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.
Gavira está preso en el Reclusorio Norte desde el pasado 7 de diciembre, luego de entregarse a las autoridades. De momento enfrenta cuatro procesos, pero tiene pendiente otras dos imputaciones en espera de audiencia inicial.
Los Dávila se encuentran en la etapa intermedia de su proceso, el cual llevan en libertad; la Fiscalía ha pedido imponerles 15 años de prisión por el delito de captación ilegal de recursos, sancionado por la Ley de Instituciones de Crédito.