El Gobierno del Estado firmó un convenio con la Unión Ganadera Regional (UGRH) con la intención de destrabar la ejecución del proyecto de un nuevo rastro, mismo que ha sido frenado por diversas circunstancias y en el que los representantes de este sector han insistido recurrentemente. El acuerdo tiene la intención de que este matadero y centro de procesamiento de cárnicos se concluya a más tardar en un año.
En el encuentro que sostuvo el secretario general de Gobierno, Enrique Morán Faz, con representantes ganaderos, se puso de manifiesto que la administración estatal que encabeza Martín Orozco Sandoval está consciente de la necesidad de construir un rastro que cuente con la categoría TIF (Tipo Inspección Federal) en la entidad.
El funcionario explicó que “con este documento se suspende la demanda interpuesta por la pasada administración estatal para revertir la donación del terreno, donde la UGRH tiene previsto edificar la obra, además de que le otorga un plazo para que la termine lo más pronto posible”. Morán Faz añadió que con la firma de este convenio, “los ganaderos tienen un panorama con mayor certeza jurídica y financiera para cristalizar a la brevedad este importante proyecto”.
Dio fe del acto el notario público no. 4, Víctor Manuel Jiménez Durán. En el encuentro también participaron el presidente de la UGRH, José de Jesús Guzmán de Alba; el subsecretario de Asuntos Jurídicos de la Seggob, Oziel Guerrero de Anda; y el coordinador jurídico de la Secretaría de Desarrollo Rural y Agroempresarial (Sedrae), Óscar Humberto Macías Luévano.