CDMX. – Parece cuestión de tiempo que la muerte de Matthew Perry, ocurrida en octubre pasado, acabe destapando una red de tráfico de drogas en Hollywood.
Según fuentes de Page Six, hay nombres conocidos atrapados en la investigación criminal acerca de la sobredosis de ketamina que acabó con la estrella de Friends a los 54 años.
El Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD), que supervisa el caso con la Administración de Control de Drogas de Estados Unidos y el Servicio de Inspección Postal, anunciará posibles cargos que incluso llegarían al de homicidio involuntario.
El ex agente especial de la CIA y el FBI Tracy Walder dijo a Page Six que varios sospechosos podrían ser acusados, especialmente a raíz del boom en las redes de drogas que recurren al fraude postal enviando por correo medicamentos recetados, un delito federal.
«La cuestión es la intención. Obviamente, sabían que lo que estaban haciendo (traficando drogas) estaba mal. Sin embargo, ¿sabían activamente que al conseguir esto lo matarían?», señaló.
Walder agregó que podrían fincarse cargos de homicidio involuntario que conllevarían una sentencia de hasta cinco años de cárcel; no se considera asesinato porque Perry consumió la ketamina por sí mismo.
También cree que el actor podría haber intercambiado recetas con amigos y conseguido un asistente para obtener los medicamentos prescritos.