Abel Barajas
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La PGR destapó la cloaca millonaria de los líderes del Partido del Trabajo a través de sus Centros de Desarrollo Infantil (Cendis).
Los dirigentes del PT son acusados del presunto lavado de más de 100 millones de pesos entregados por el Gobierno de Nuevo León para la operación de los Cendis, pero que en realidad fueron a parar a cuentas personales.
El PT ha sido señalado de lucrar con la educación y presionar a legisladores y Gobernadores para obtener recursos y manejarlos de manera discrecional.
Según la PGR, en la red de lavado participan María Guadalupe Rodríguez Martínez, esposa del líder del PT, Alberto Anaya, y Héctor Quiroz García, dirigente en Aguascalientes.
Según los fiscales, la esposa de Anaya, en su calidad de directora de 17 Cendis recibió a principios de año 100 millones de pesos del Gobierno estatal.
El lunes pasado, Quiroz fue detenido, pero ayer se le otorgó la libertad condicional.
El PT denunció persecución política por su alianza con Andrés Manuel López Obrador para la elección de 2018.
Anaya lleva 22 años al frente del PT y el domingo fue reelecto por otros seis años.