Por FRANCISCO VARGAS M.

En lo que fue la segunda semifinal del certamen “Quiero ser Torero”, que se lleva a cabo en la ganadería de Manuel Labastida, destacaron los jovencitos Alejandro Moreno “Castellita” e Isaías López; festejo en el cual fungió como director de lidia, el matador de toros tlaxcalteca Sergio Flores.
Se jugaron cuatro astados de la ganadería de Manuel Labastida, de regular comportamiento; y uno de la dehesa de Jorge Hernández, que fue bueno.
Abrió el festejo el becerrista Alejandro Moreno “Castellita”, de la Escuela Taurina Jorge Gutiérrez Argüelles de Hidalgo; quien se abrió de capa con lances de tanteo, quitando por gaoneras y navarras, tomando su turno Isaías López por vistosas chicuelinas, rematando con un farol de rodillas. Muleta en mano ante un eral con poca fuerza, “Castellita” estuvo con enorme disposición, logrando lucidos pases por ambos lados, concluyendo por ayudados por alto para ser ovacionado.
El segundo de la tarde, le correspondió al aspirante a novillero Marco Peláez, de la Escuela Taurina de Tetla, ante un novillo nada fácil, logró muletazos de mucho mérito, sufriendo volteretas que quedaron en golpes, pero no hicieron mella en su valor y entrega del joven quien terminó lidiando con torería, escuchando palmas del respetable.
A Isaías López, de la Academia Taurina Municipal de Aguascalientes, le correspondió el tercero del festejo, al que saludó con lances de tanteo y bregando con soltura; quitando por ajustadas tafalleras respondiendo “Castellita” con otro lucido quite. Ya con muleta, cuajó una faena con gran clase, temple, largueza y profundidad, concluyendo con apretadas bernardinas, siendo ovacionado con fuerza.
El cuarto de la tarde fue para el aspirante a novillero Cristóbal Arenas “El Maletilla”,quien quitó por verónicas, contestando Marco Peláez por chicuelinas de mucha quietud. En lo que toca con muleta, Cristóbal derrochó voluntad y enormes deseos de triunfo logrando meritorios muletazos ante un novillo corto en sus embestidas y que desarrolló sentido; en reconocimiento a lo hecho recibió calurosas palmas.
Para poner la cereza al pastel, se lidió un quinto novillo que obsequió el rejoneador y ganadero Jorge Hernández al matador de toros tlaxcalteca Sergio Flores y a los integrantes del cartel. Sergio con capa se lució, bregando y poniendo al novillo al caballo Marco Peláez y “El Maletilla”. Con muleta, Flores una vez que agradeció al ganadero Manuel Labastida, y a su hijo el matador Fernando Labastida, así como a Jorge Hernández, hizo una faena artística, dándole oportunidad a Marco Peláez y a “El Maletilla”, quienes trazaron buenos muletazos como también los becerristas “Castellita” e Isaías López, quienes por primera vez se pusieron delante de un novillo; estando con gran valor. (pacovargas_@hotmail.com <mailto:pacovargas_@hotmail.com>)