Iris Velázquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-A 55 años de la fundación del plan DN-III-E, la Secretaría de la Defensa Nacional aseveró que sus elementos están preparados para afrontar emergencias de diversa índole entre los que se incluyen sismos y huracanes.

Al mostrar la fuerza de apoyo de su equipo de trabajo, el Coronel de Artillería Diplomado de Estado Mayor, José Manuel Guevara Castillo, resaltó que México ha enfrentado diversos eventos en los que militares han demostrado sus capacidades.

Las más recientes, recordó, los sismos del 2017 que este 2020 cumplen tres años y la pandemia por Covid-19, que los mantiene con la guardia en alto.

“Nos recuerda momentos en los que nos hemos unido y hemos hecho frente a retos para los cuales pensamos o esperábamos nunca habernos enfrentado”, expuso.

En el Campo Militar 1, en la Explanada Damián Carmona en la Ciudad de México, el mando apuntó que este plan tiene tres fases: prevención, que incluye el seguimiento a huracanes, volcanes y depresiones tropicales: apoyo o auxilio, que es cuando se activan sus acciones al registrarse una emergencia; y la tercera es la “vuelta a la normalidad”, en la que se entregan responsabilidades a autoridades de albergues cuando se ha descartado un riesgo.

Explicó que ellos pueden intervenir en caso de fenómenos perturbadores que se susciten de forma natural o antropogénica, es decir; provocadas por el hombre. Entre los primeros mencionó sismos, huracán, y deslaves; en los segundos, explosiones, y derrames químicos.

La Sedena, recordó, trabaja por tierra y aire en la fase 1, 2 y 3, números que marcan la gravedad de la amenaza o problema.

Detalló que se tiene una fuerza de trabajo de 736 elementos para la fase 1 en campo terrestre; mil 334 en la fase dos y 3 mil 125 en la fase 3.

“Actualmente estamos en capacidad de atender cualquier desastre al que hemos hecho frente. Hay unos que nos vienen a educar y nos vienen a dar nuevos conocimientos, como la pandemia actualmente”, dijo

El centro de este plan, que está en la fase de apoyo, es la actividad médica y los demás son componentes auxiliares. Para afrontar esta problemática se desplegaron 117 instalaciones hospitalarias.

Rumbo a la certificación

El Coronel José Manuel Guevara comentó que el Equipo de Respuesta Inmediata a Emergencias y Desastres está en proceso de certificación internacional USAR, que es el que se usa en caso de sismos.

Para obtenerla, refirió, se debe cumplir con parámetros marcados como equipamiento carpas carpas especializadas de despliegue y algunos aditamentos.

Sin embargo, resaltó, los elementos que lo conforman cumplen con amplias habilidades para actuar en caso de un evento.

Frente a medios de comunicación refirió que el Ejército al paso de los años ha aprendido incluso de la sociedad mexicana, misma que admitió, siempre rebasa a las fuerzas castrenses, y cuyos esfuerzos también ha comprendido para canalizarlos mejor.