El empresariado local es de los que más ha resistido los embates del COVID-19 y la situación económica general, y ahora ocupa el lugar número 8 del país en cuanto a la creación de establecimientos, de acuerdo al Censo de Población 2020 y un Estudio sobre la Demografía de los Negocios, documentos sobre los que se trabajó en la reunión que tuvieron socios del Centro Empresarial con el coordinador estatal del INEGI, Nicolás Molina López.
En cuanto al estudio que da seguimiento a la apertura, cierre o mantenimiento de negocios, Molina López detalló que para el caso estatal el balance fue negativo en 7.76%; sin embargo, explicó que es una de las entidades que presenta un porcentaje superior a la media nacional en cuanto a los nacimientos de establecimientos, con un 14.21% con relación al número captado en el Censo Económico de 2019.
Así pues, esta entidad se encuentra por debajo de la media nacional en cuanto a la disminución de personal ocupado, con un porcentaje (negativo) de 17.04%.
Se dio a conocer que el 12.2% de los establecimientos en Aguascalientes recibieron algún tipo de apoyo financiero por la contingencia del COVID-19, que en las microempresas se destinó principalmente a la adquisición de insumos y pagos de alquiler, y en las pequeñas y medianas empresas al pago de deudas a proveedores, así como pagos en efectivo o especie al personal.
Con estos datos, el presidente de Coparmex Aguascalientes, Juan Manuel Ávila Hernández, opinó que pese al panorama económico adverso, derivado de la pandemia y otras variables, la iniciativa privada de Aguascalientes es una de las más resilientes del país, además de que a diferencia de algunas entidades del sureste, se cumple casi al doble con las responsabilidades laborales; es decir, se promueve la formalidad empresarial.