Mayolo López
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Canciller Marcelo Ebrard aseguró ayer que México tiene una buena relación con Estados Unidos.
«La relación es buena, pero no sumisa.
«Hemos encontrado una buena relación, hay quien supone que estamos subordinados a Estados Unidos. ¿Habría que suponer que cualquier presencia en América Latina es antagónica con EU? No. México tiene buena relación con Estados Unidos», señaló ante senadores.
Ebrard desahogó en el Senado de la República una comparecencia sin sobresaltos. Una hora antes de que comenzara el ejercicio, se entrevistó en privado con el senador Ricardo Monreal, coordinador de la bancada de Morena.
Cuestionado por los legisladores, aseguró que México no es un «muro» contra la migración alentado por Estados Unidos, con cuyo Gobierno, explicó, ha dialogado sobre el incremento del flujo de migrantes.
«Le hemos dicho a EU que hay un flujo que no va a dejar de existir y les hemos propuesto otro modelo», apuntó.
El Canciller se refirió a las «imágenes de violencia» de funcionarios del INM contra migrantes haitianos, y afirmó que también le provocan indignación al Gobierno mexicano.
«Las imágenes nos indignan a todos, empezando por el de la voz y por los mandos del Gobierno de México», sostuvo.
Después de que el senador Emilio Álvarez Icaza señaló que las agresiones representan una vergüenza y son inaceptables, Ebrard afirmó que el Gobierno no debe permitir, por ningún motivo, que se violen los derechos humanos de ese sector.
«Las imágenes que vemos en la frontera sur y en la frontera norte son una vergüenza; nos duelen profundamente. Organismos internacionales han levantado la mano, la voz, la alerta, es una vergüenza lo que está pasando», indicó Álvarez Icaza.
A nombre del nuevo grupo legislativo conformado en la Cámara alta –aunque aún sin el aval de la Junta de Coordinación Política–, el senador se refirió al caso del funcionario que pateó en la cara a un migrante y luego fue ascendido, pero Ebrard no aludió al asunto.
El Secretario informó que ya se solicitó al Instituto Nacional de Migración que, por conducto de la Secretaría de Gobernación, fueran suspendidos y sancionados los servidores que atropellaran los derechos humanos de los migrantes.
Respecto de la Organización de Estados Americanos (OEA), el Canciller estimó necesario que ese organismo evolucione hacia una nueva etapa, aunque con la participación de Estados Unidos y Canadá.
«La OEA debe evolucionar hacia otro tipo de organización, pero, por supuesto, con Estados Unidos y con Canadá. El modelo, al día de hoy, debe adaptarse a una nueva realidad geopolítica», planteó.
A pregunta de algunos senadores, Ebrard aludió a la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) que se efectuó hace unos días en México y aseguró que, desde hace 17 años, no se celebraba una conferencia con la presencia de 17 Jefes de Estado.
Acerca de la demanda que el Gobierno interpuso en contra de la industria de las armas en Estados Unidos, el Canciller estimó que hay un 50-50 de posibilidades de ganarla.