Uno de los motivos más importantes por los que Andrés Lillini fue elegido como técnico de Necaxa es la confianza que le da a los jugadores jóvenes para estar en el primer equipo. Apenas han transcurrido algunas semanas de trabajo por parte del argentino y ya se pueden notar algunos cambios en la plantilla de los Rayos, sobre todo esta confianza a la sangre joven.
Los Rayos han disputado dos encuentros de la Copa Sky, que es un torneo de preparación rumbo al Clausura 2023 y ha llamado la atención que por la lateral derecha en ambos partidos el joven Diego Gómez ha iniciado como titular. El originario de Pabellón de Arteaga cuenta con apenas 19 años y un largo proceso por fuerzas básicas de Necaxa, que lo llevó a ser escogido para tener minutos en algunas competencias desde la campaña pasada.
Ahora con Lillini al frente todo parece indicar que será uno de los jóvenes que tenga la confianza del argentino y pueda sumar minutos en el máximo circuito. Sobre todo por el buen trabajo que se le ha visto hasta el momento durante la pretemporada, cumpliendo con excelentes coberturas defensivas, buen aporte al ataque y un fuelle físico que le permite competir durante todo el juego.