Rolando Herrera
Agencia Reforma

Chiapas, México.-En Ocosingo, Municipio de Chiapas que hace casi tres décadas fue una de las principales zonas de influencia del movimiento zapatista, el Presidente Andrés Manuel López Obrador destacó la labor del Ejército mexicano.

Ante habitantes de esta comunidad y el Secretario de la Defensa Nacional (Sedena), Luis Cresencio Sandova, quien lo acompañó a inaugurar una sucursal del Banco del Bienestar, el Mandatario dijo que una de las imágenes que más recuerda es la entrevista que le hacen a un integrante del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), quien agonizaba en el mercado de Ocosingo, en donde se registraron enfrentamientos directos entre los insurrectos y los soldados.

Señaló que eso no debe olvidarse, pues fue alguien que luchó por la justicia, sin embargo, ahora, 28 años después, el Ejército es el que está ayudando a llevar la justicia al pueblo.

«Todos los programas del Bienestar nos permiten vivir en paz y no debemos de optar por la violencia. No se puede enfrentar la violencia con la violencia, la violencia hay que enfrentarla con justicia, no se puede enfrentar el mal con el mal, el mal hay que enfrentarlo haciendo el bien», expresó.

«Y, miren ahora, aquí en Ocosingo, no hay rencores porque nos estamos reconciliando, porque el soldado es pueblo uniformado y cuando tienen que actuar los soldados es porque les dan órdenes. ¿Y quién es el Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas?

«La responsabilidad es de las autoridades civiles. Los soldados reciben órdenes. Y ahora, más que nunca tenemos un Ejército que está completamente vinculado al pueblo, tenemos un ejército que surge del pueblo y en beneficio de nuestro pueblo».