En lo que va del año, alrededor de cinco millones de pesos se recuperan por la vía de los contratos de seguros a escuelas con que cuenta el Instituto de Educación de Aguascalientes, para reponer aquellos bienes sustraídos de los planteles de la entidad, informó el director Raúl Silva Perezchica.

Hoy en día, unas trescientas escuelas de horario ampliado ya cuentan con cámaras de videovigilancia en sus planteles, con equipos internos y externos, lo que ha ayudado a prevenir o a identificar a aquellas personas que hurtaron muebles, equipo o aparatos tecnológicos.

Con respecto a los robos registrados en la temporada vacacional de verano 2018, señaló que estos se redujeron un 10% al compararlo con igual tiempo del año anterior, gracias a un mayor trabajo de los consejos escolares de participación social y al programa gubernamental que mantiene en rehabilitación a infractores de la ley reincidentes.

Indicó que en el pasado reciente había escuelas que eran visitadas por los infractores de la ley hasta dos veces por semana, en las colonias del suroeste como son la Insurgentes, Versalles Segunda Sección, López Portillo y Pilar Blanco, lo cual se ha logrado inhibir también por la utilización de cámaras de videovigilancia en algunos planteles.

Las 568 escuelas de Horario Ampliado, que este ciclo 2018-2019 contarán con recursos por 90 mil pesos, podrán destinar una parte a seguridad de sus planteles y varias de ellas ya cuentan con sistemas de cámaras de videovigilancia que ha podido detectar a infractores de la ley, o bien para que la policía pueda identificar a los presuntos responsables.

El director del IEA detalló que los bienes o muebles sustraídos de las escuelas se recuperarán por la aplicación de los seguros vigentes en el Estado, aunque en otros momentos el propio Instituto le entra a reponer las partes robadas como son las propias lámparas de las aulas u oficinas.

Entre los bienes hurtados se encuentran proyectores, computadoras y equipo diverso que es buscado por los infractores de la ley, lo cual representa un precio fuerte para el Instituto de Educación de Aguascalientes, pero ínfimo para los delincuentes que lo malbaratan.

Por ello se mantiene un acercamiento constante con las corporaciones policiacas estatal y municipal, junto con la federal que labora en el área preventiva, quienes tienen detectados a presuntos responsables que entran a las escuelas y se tiene observado que son consumidores de sustancias psicoactivas, lo que los lleva a delinquir consecutivamente.